Correr hace que valga la pena vivir: Nos mantiene activos, estimulados, felices, completos, recarga nuestra energía y vitalidad. Pero todo runner odia que le sucedan aquellas cosas inesperadas, que como buen corredor, desearía que nunca le sucedieran: Las temidas pesadillas de todo corredor

Debemos recordar que un auténtico runner tiene un estilo de vida muy diferente al resto. Pone tanta ilusión en este deporte que despierta, en la gente que los rodea, una pizca de envidia. Sólo las personas que sienten este deporte, ligeramente adictivo en algunas ocasiones, entenderán nuestra manera de vivir y disfrutar de la vida como se merece.

 

Las cosas que todo runner odia y desearía evitar a toda costa

Es verdad que es un estilo de vida que muchas personas no comprenden, llegando incluso a resultar odiosos para muchos. Nuestro único tema de conversación es el running, que resulta molesto. Siempre estamos deseosos por contar los km que hemos hecho y a cuántas carreras hemos asistido.

Lo importante es respetar los diferentes gustos y pasiones. Convertirse en un loco del running es un privilegio que muchos no entienden. Correr duele pero no correr duele más.

Correr o no Correr. La moda del Running cuestionada por muchos

 

Sabemos que aunque lleguemos reventados de trabajar preferimos salir a correr que descansar, somos gente extraña, en definitiva somos gente única. No nos importa lo que piensen de nosotros, lo damos todo.

Pero, ¿Existen cosas que nosotros mismos odiamos en este deporte? Hay muchas cosas que todo runner odia y que en alguna ocasión, en ambientes de confianza, reconoce. Aunque no lo creas existen miedos y situaciones que nos hacen perder la cabeza. Pesadillas que todo runner odia y desearía evitar.

Muchas situaciones son imprevisibles, como puede ser no poder llega a la meta al asistir a alguna carrera popular.

 

 

Nosotros aquí hablaremos de aquellas cosas que odiamos y que, aunque no sean muy graves, nos sacan de nuestras casillas.

A continuación te lo contamos con todo detalle.

 

Las 15 cosas que los corredores odian y que les cuesta reconocer.

 

1. Correr es malo para las rodillas. Típica frase de los no corredores que no entienden y sienten este deporte.

2. La lluvia, ya sea en los entrenamientos o en cualquier carrera que participemos. Que llueva nos irrita y puede afectar a nuestro estado de ánimo por completo.

3. Perder nuestra uñas de los pies. Heridas de guerra que lucimos con orgullo.

4. Tener que ir a hacer popó o pipi nada más empezar la carrera. Las necesidades fisiológicas nos desquician y más si no encontramos el lugar adecuado para hacerlas.

5. Huir de los perros cuando vamos a entrenar. Parece que los dueños estén esperando a que pasemos para soltarlos ¡¡Señores amarren sus perros de una vez!!

6. Sujetar los auriculares, nunca se mantienen en su sitio. Da igual que te gastes un dineral en los mejores auriculares del mercado, todos acabaran cayéndose de tus orejas en algún momento de la carrera o del entrenamiento. La solución: la cinta de la cabeza.

7. Esperar a que tu GPS encuentre la señal. Nos saca de quicio tener que esperar a que llegue la señal del GPS cuando ya tenías todo controlado: Ley de Murphy.

8. Gastar un dineral en ropa para correr. Ya podían existir artículos de buena calidad más accesibles, este deporte nos está arruinando.

9. Quedar atrapado en cada paso de peatones. Cuando ya habías cogido el ritmo, zaass, semáforo que te pego en el paso de peatones.

10. Esquivar a la gente en la aceras cuando sales a correr. Parece que los han soltado todos a la vez ¿Nos saben echarse a un ladito? ¡Por favor, estamos haciendo deporte!

11. Tu GPS deja de funcionar y te das cuenta casi al final de la carrera. Saber que no ha quedado registrada la mejor carrera que has hecho en la temporada. Suele ocurrir más de lo que piensas.

12. Intentar adelantar a otro corredor y que éste no te deje. Parece que están esperando a que te aproximes para empezar a acelerar e incluso se mueven para impedirte el paso.

13. Salir con retraso en carreras populares masificadas. ¿Quién no ha tardado más de 1 o 2 min en pasar por el arco de salida? Esa sensación de impotencia cuando dan el pistoletazo de salida y tu todavía estas a 100 – 200 metros del punto de salida.

14. Correr sin música porque te quedas sin batería. Ese momento en el cual ya tienes todo controlado: Ropita preparada, motivación a tope, no llueve y el día es perfecto, zaaas, cuando enciendes el reproductor te avisa que la batería se ha agotado. Pues nada, correré sin música.

15. Ser adelantado por el corredor menos inesperado. Que estés dándolo todo en la carrera y de repente alguien te adelante como si nada. Lo peor es que el que te adelante tenga 20 años más que tú.

 

¿Te sientes identificado? ¿Hay alguna cosa más que odies y no esté escrita en esta lista?

Coméntanoslo debajo de este post,

¡Anímate! Nos gustara leer tus anécdotas

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies