¿Sabías que beber Vino ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares? Beber una copa de Vino al día ayuda a nuestro organismo y beneficia nuestra Salud. Así lo confirman múltiples estudios realizados sobre el consumo de esta fruta en nuestra dieta habitual.

 

¿Por qué es bueno beber una copa de Vino al día?

Los compuestos predominantes que han sido aislados, tanto de las hojas como de los frutos y otras partes de las plantas de la vid (Vitis vinifera), son los compuestos polifenólicos. Aquí es donde aparece nuestro protagonista, el Resveratrol (RSV).

El Resveratrol es un polifenol natural, con estructura de estilbeno, presente en varias frutas de nuestra dieta: uvas, arándanos, frambuesas y moras. También es un compuesto antimicrobiano (fitoalexina) producido, de forma natural, por las plantas como respuesta a una lesión o un ataque de patógenos diversos (bacterias u hongos). Como compuesto polifenólico contribuye al poder antioxidante del Vino Tinto y, por lo tanto, puede jugar un papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares humanas. Además, modula el metabolismo de los lípidos e inhibe la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y la agregación de plaquetas, etc.

 

¿Cuáles son los Beneficios de beber Vino?

En resumen, podemos decir que el Resveratrol presente en el vino nos aporta en cada vaso una amplia actividad biológica:

  • antioxidante
  • antiinflamatorio
  • vasorrelajante
  • antiagregante plaquetario
  • estrogénico
  • anticancerigeno
  • antimicrobiano.

 

En definitiva, si acompañamos nuestras comidas con una copa de vino no cabe duda que estaremos aportando a nuestro organismo muchos beneficios y nuestra salud lo agradecerá.

 

La Paradoja Francesa: Tomar Vino con nuestras comidas.

Se sabe que existe, tanto en la costa mediterránea española como en la francesa, una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, a pesar de tener un consumo elevado de grasas saturadas en su dieta. Este fenómeno conocido como la “Paradoja Francesa” asegura que beber Vino, componente esencial de la dieta mediterránea, es el protagonista de estos beneficios. Aunque los principios activos responsables de estos todavía no se conocen, existen candidatos estrellas que podrían ser los causantes: los compuestos polifenólicos, entre los que se encuentra el Resveratrol.

 

La Química que esconde tomar Vino en nuestra comidas

Para que conozcamos un poco más las química existente en la naturaleza, el Resveratrol está presente en el Vino en ambas formas isoméricas (c-RSV y t-RSV) ¿Qué quiere decir que se encuentra en forma isomérica? Que el compuesto puede estar presente como trans-resveratrol (t-RSV) o como cis-resveratrol (c-RSV). Como podéis observar en el dibujo, que os mostramos a continuación, son compuestos con la misma fórmula molecular (mismo número de carbonos, oxígenos e hidrógenos) pero las estructuras químicas, y por lo tanto sus propiedades, son muy diferentes. Esto es lo que le sucede al Resveratrol.

 

       

                                                                      Resveratrol (3, 5, 4′-trihidroxi-trans-estilbeno)

 

La forma isomérica t-RSV es la forma principal y predominante en la fruta de la uva, presente en la parte leñosa (los tallos), en la piel y en las semillas. La concentración en el VinoTinto oscila generalmente entre 0,1 y 15 mg/l. Es sorprendente que, en los estudios realizados en los extractos de la uva, no se haya encontrado el compuesto c-RSV aunque en el vino se hayan encontrado ambos isómeros. Se cree que, en el proceso de elaboración del vino, el isómero t-RSV puede sufrir isomerización tras la exposición a irradiación UV (Luz solar). Es ahí donde se produce la síntesis del c-RSV, proceso denominado fotoisomerización. Esta podría ser una de las causas por las cuales se hayan encontrado los dos isómeros en el vino analizado.

Debido al boom que generó la “Paradoja Francesa” se ha prestado gran atención a la investigación del este compuesto y se han realizado miles de estudios. El Resveratrol, que podemos encontrar en cualquiera de los suplementos nutricionales disponibles en los herbolarios o farmacias, es el isómero trans (t-RSV) el cual está preparado a partir del extracto de una planta japonesa (Polygonum cuspidatum) y no de la uva, pues los costes se incrementarían muchísimo. Una posible causa de la mayor comercialización del isómero t-RSV se debe a que, hasta 1993, no fue aislado el otro isómero y, por lo tanto, la actividad farmacológica del c-RSV haya sido menos estudiada. A día de hoy no existe una garantía de que el c-RSV tenga los mismos efectos beneficiosos que el isómero t-RSV, por este motivo actualmente se evita su comercialización.

El contenido de Resveratrol en la uva está influenciado tanto por la humedad como por las infecciones sufridas en la planta por microorganismo. También puede influir la variedad de la vid y el origen geográfico.

 

¿Por qué está el Resveratrol presente en el Vino Tinto y no en el Vino Blanco?

Las propiedades de ambos vinos vienen determinadas por una elaboración diferente. El Vino Blanco se elabora eliminando la piel, las semillas y parte de las flores, lugar principal de la vid donde se encuentra el isómero t-RSV. En cambio, en el Vino Tinto, se utiliza la uva entera.

Sin embargo, debe conocerse la biodisponibilidad y las vías metabólicas del Resveratrol antes de sacar conclusiones sobre los beneficios del mismo en nuestra dieta habitual. Muchas investigaciones confirman los beneficiosos para muchos trastornos, particularmente en enfermedades donde el estrés oxidativo juega un papel importante. Existe claras evidencias in vivo de que el Resveratrol es beneficioso para enfermedades cardiovasculares, el problema es que estos estudios no se han hecho con el compuesto aislado si no utilizando los extractos de las plantas de la uva que contienen el Resveratrol.

En resumen podemos decir que beber Vino Tinto de forma moderada, una copa de vino al día, para acompañar nuestras equilibras comidas nos aportará Salud y Bienestar. Además, el contenido calórico de una copa de vino oscila entre 70-75 kcal, así que, no tengamos miedo de disfrutar de este mangar de la naturaleza.

Os dejamos a continuación algunos enlaces a Revistas Científicas que os pueden aclarar, un poco más, todo lo que ha sido investigado hasta la fecha acerca de las propiedades del Resveratrol y los Beneficios que tiene para nuestra salud beber Vino.

  1. Resveratrol: French paradox revisited, Front Pharmacol. 2012, 3 (141), 1-18 
  2. Resveratrol in prostate diseases – a short review, Cent Eur J Urol2013, 66, 144-149
  3. Biological effects of resveratrol, Life Sciences, 2000, 66(8), 663–673

Os dejamos un vídeo resumen del artículo:

 

Cuando beber Vino ayudar a prevenir Enfermedades Cardiovasculares

 

 

 

Esperamos que os haya gustado. ¡Te animas a beber Vino!

 

¡ No dudéis en comentar vuestras impresiones más abajo !

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies