El ejercicio nos aporta muchos beneficios a nivel físico ¿Pero existen otros beneficios? Sabemos que la actividad física nos aporta también bienestar mental, consiguiendo con ello una “mens sana”. Aunque creíamos que nuestra mente se cultivaba únicamente estudiando o leyendo, el cerebro necesita del deporte.

Cuando hacemos ejercicio segregamos endorfinas, hormonas responsables de la felicidad, que nos mantienen alejados de las depresiones y la ansiedad.

Endorfina FeelSaludable

α-Endorfina

 

Según explica el doctor en psicobiología Oswald Stewanrd, de la Universidad de California en EEUU, las endorfinas son un subgrupo de neuropéptidos endógenos (pequeñas moléculas de péptidos que contienen entre 3 a 100 residuos de aminoácidos) similares a los opiácidos.

Las endorfinas son hormonas producidas por la glándula pituitaria y el hipotálamo. Dichos compuestos son liberados a través de la médula espinal y el torrente sanguíneo, en vertebrados, a causa de la excitación, el dolor, el consumo de alimentos picantes o chocolate, cuando nos enamoramos o cuando tenemos un orgasmo.

Las neuronas que utilizan como neurotransmisor a las endorfinas, juegan un papel clave en la regulación de la transmisión del dolor. Las endorfinas, al igual que los opiáceos, actúan en las sinapsis (Conexión entre el axón de una neurona y la dendrita de otra cercana mediante neurotransmisores) ejerciendo un efecto analgésico y de sensación de bienestar. Las endorfinas son las morfinas de nuestro cuerpo.

 

¿Por qué son tan importantes las endorfinas para nuestro cuerpo?

Las endorfinas:

  • Producen y accionan muchas otras hormonas: por ejemplo hormonas sexuales
  • Promueven la calma.
  • Eliminan la sensación de hambre.
  • Mejoran el humor.
  • Retrasan el proceso de envejecimiento.
  • Potencian las funciones del sistema inmunitario.
  • Reducen la presión sanguínea.

 

No se conoce exactamente cómo actúa la endorfina, pero se sabe que forman parte de las vías de recompensa del cerebro y que estimulan la producción de la hormona dopamina. Esta última, actúa como neurotransmisor que interviene en los ganglios basales del cerebro y es precursora en la síntesis de noradrenalina y adrenalina. La dopamina se trata de una hormona fundamental en todas las respuestas nerviosas relacionadas con la expresión de las emociones.

 

¿Cómo puede nuestro cerebro generar endorfinas?

El cerebro libera endorfinas cuando hacemos cosas que nos gustan, es decir, aumenta los niveles de este compuesto en sangre en respuesta a sensaciones agradables como por ejemplo:

  • Escuchar música, bailar, cantar,..
  • Comer alimentos sabrosos: por ejemplo el chocolate.
  • Sonreír, reír, hacer el tonto con los amigos.
  • Practicar ejercicio físico: caminar, correr, ir en bicicleta, nadar,…
  • Hacer el amor.
  • Entrar en contacto con sustancias picantes.
  • Tomar el sol y estar en contacto con los rayos UV.
  • Hacer ejercicios respiratorios: meditación o yoga.
  • Realizarse masajes
  • Jugar con los niños o dedicar un rato a pasarlo bien.

 

La clave de la felicidad es, por lo tanto, hacer las cosas que nos gustan y practicarlas. Nuestro cerebro se vuelve más positivo.

 

Nuestro cerebro también necesita hacer ejercicio. FeelSaludable Feeldeporte

 

Como se dice en el vídeo de RTVE (Radio televisión española) que mostramos a continuación: “Aunque no es la fórmula exacta para la felicidad, cuando segregamos endorfinas nos sentimos casi felices”.

 

 

¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando nos sentimos estresados?

Según estudios realizados por el Institute Karolinska de Estocolmo, en Suecia, se confirma que en los momentos de estrés segregamos una sustancia que se acumula en la sangre y que es perjudicial para el cerebro cuando está presente en altas concentraciones. Esa sustancia es la quinurenina.

 

Quinurenina FeelSaludable Feeldeporte

¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando hacemos ejercicio?

Gracias al ejercicio se generan reacciones en la zona del músculo esquelético (un tipo de musculo unido al esqueleto), eliminando de la sangre la quinurenina en forma de ácido quinurénico, sustancia incapaz de llegar al cerebro a través de la sangre, disminuyendo así la posibilidad de depresión. Los cambios bioquímicos que se producen, gracias al ejercicio, protegen al celebro del estrés.

 

No se conoce exactamente la función de la quinurenina, pero se han encontrado altas concentraciones de este compuesto en:

 

El Institute Karolinska subraya que: “La principal conclusión es que al entrenar, vía actividad física, aumenta la concentración en los músculos de la enzima PGC-1α1, activándose un mecanismo de desintoxicación (cambia el metabolismo de la quinurenina) protegiendo a nuestra mente de la depresión producida por estrés”.

La Organización Mundial de la Salud calcula que más de 350 millones de personas en el mundo sufren depresión. Es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

También el ejercicio nos mantiene alejados de enfermedades de tipo degenerativas, como son la Demencia o el Alzheimer. De una forma preventiva, como tratamiento terapéutico complementario, ayuda en las fases avanzadas.

Tener la mente activa con el ejercicio físico también nos previene de posibles adicciones. El no tener las habilidades necesarias para afrontar la vida nos lleva a caer en adicciones de todo tipo. El ejercicio nos convierte en personas luchadoras, personas que no se rinden y nos enseña a levantarnos ante la derrota y las frustraciones. Podemos encontrar artículos muy interesantes con respecto a este tema y la importancia de la actividad física para rehabilitar a una persona adicta.

Una de las cosas más importante del ejercicio físico es que nos ayuda al desarrollo de actividades propias del cerebro y entrena a la materia gris a aguantar altos umbrales de dolor. Conforme la actividad física va aumentando disminuye la sensibilidad al dolor.

El ejercicio diario ejerce sobre nuestro cuerpo un efecto analgésico. Podemos encontrar un estudio publicado en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise que habla de este tema tan interesante. Señala incluso que dicho efecto analgésico, producido por la práctica de ejercicio físico, continúa después de que se haya terminado la actividad física, disminuyendo el consumo de analgésicos.

Mantenerse en forma practicando cualquier actividad física que nos guste ejerce un efecto positivo a nuestro cuerpo y nuestra mente. Nuestro cerebro también necesita sentirse bien y no debemos olvidarnos que es el “músculo” más importante de nuestro cuerpo.

 

Consejos para Ejercitar nuestro Cerebro

El psicólogo Ricardo Ros no da consejos para Ejercitar nuestro Cerebro:

 

 

Nuestro cerebro necesita hacer ejercicio.

¿Te animas a entrenarlo?

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies