Investigadores españoles han diseñado el primer Fotofármaco con efectos analgésicos en modelos animales.

 

Foto: El equipo de investigadores dirigido por Francisco Ciruela (www.ub.edu/)

 

La luz es fuente de Vida, es el motor que mueve nuestro planeta. Sin la luz las plantas no podrían realizar la fotosíntesis, los seres vivos no podrían sintetizar la Vitamina D en la piel, no podríamos tener la posibilidad de ver, etc.

 

 

Ahora la luz también puede servir para activar fármacos. Así lo demuestra un equipo de investigadores del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Barcelona. del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Instituto de Química Avanzada de Cataluña (IQAC-CSIC) dirigido por:

Dr. Francisco Ciruela. Profesor de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Barcelona, el Instituto de Neurociencias de la UB y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), Barcelona.

 

Foto: Francisco Ciruela (www.ub.edu/)

 

Dr. Amadeu Llebaria. Profesor en el Grupo de Química Médica y Síntesis (MCS) del Instituto de Química Avanzada de Cataluña (IQAC-CSIC), Barcelona.

 

Foto: Amadeu Llebaria

 

Estos investigadores han diseñado el primer fármaco que se activa con la luz que permite tratar el dolor de forma totalmente localizada y cuando se desee: El Fotofármaco JF-NP-26. Los resultados, de esta importante investigación, fueron publicados en la revista eLife el pasado 11 de Abril del 2017.

Los tratamientos convencionales presentan limitaciones, pues la distribución del fármaco es lenta e imprecisa. Por ejemplo, los fármacos utilizados hoy en día para distintos tratamientos actúan en todos los lugares y de forma incontrolada, existe una dificultad en el ajuste de la dosis, etc.

Dichas limitaciones disminuyen la acción terapéutica de cualquier fármaco, dicho de otra manera más sencilla, reduce la acción del medicamento sobre los órganos que queremos tratar o aliviar, por ejemplo atenuar el dolor en una zona particular del cuerpo.

También los efectos secundarios son algo que debemos tener en cuenta a la hora de cualquier tratamiento. Por lo tanto, buscar fármacos que afecten lo menos posible en nuestro organismo es un reto para la ciencia.

 

También te puede interesar:

 

Para ello, utilizar la optofarmacología (disciplina que utiliza la luz como herramienta terapéutica) en la industria farmacéutica permitirá que los fármacos sintetizados en el laboratorio, que sean sensibles a un haz de luz (Dirigido mediante una fibra óptica), se activen o desactiven dentro de nuestro organismo mediante pulsos de luz controlados. El poder utilizar la luz para controlar la actividad de los medicamentos es un avance significativo en la farmacología.

Dicho compuestos fotosensibles se administrarán en nuestro cuerpo y permanecerán inactivos hasta que sean irradiados con un haz de luz en la zona localizada a tratar, es decir, en el tejido diana (Cerebro, piel, articulaciones, etc). El Fotofármaco será irradiado con una luz del espectro visible (Luz Violeta) la cual tiene una longitud de onda de 405 nm.

El Fotofármaco JF-NP-26, denominado Fotofármaco de tipo enmascarado o ‘photocage’, es una molécula que hasta que no es irradiada con luz (en este caso particular con luz visible violeta) no se transforma en un compuesto activo, el Raseglurant, el cual bloquea el receptor del glutamato que es fundamental para la transmisión del dolor a través del sistema nervioso.

 

El Fotofármaco: cuando luz es capaz de curar FeelSaludable FeelDeporte

Foto: Ilustración de como se transforma el Fotofármaco JF-NP-26 en el compuesto activo Raseglurant (Extraído de la revista eLife)

 

El Raseglurant es un compuesto con un mecanismo de acción conocido (analgésico) y convertirlo en un compuesto fotosensible e inactivo permite, de forma controlada, activarlo en el lugar del cuerpo que queramos.

 

¿Esto podríamos hacerlo con otros fármacos? Según estos resultados en un futuro será posible hacerlo con otros medicamentos que incluso, en un pasado, eran imposible de administrar.

El Raseglurant no pertenece al grupo de fármacos conocidos por su acción contra en dolor como puede ser:

– Los Antiinflamatorios No Esteroideos o AINE (paracetamol, ibuprofeno).

– Los Opioides (morfina, fentanilo).

Por lo tanto, en este trabajo se describe un mecanismo analgésico poco investigado hasta la fecha.

 

Curiosamente, ensayos clínicos realizados utilizando el Raseglurant como analgésico para aliviar los dolores de la migraña, descartaron su uso debido a su toxicidad hepática. Ahora se puede decir que la  optofarmacológica del Raseglurant  permitirá en un futuro utilizarlo como analgésico.

Cabe destacar la importancia de la toxicidad de los medicamentos sobre nuestro organismo, que incluso puede derivar en enfermedades como la hepatotoxicidad, inducida por la ingesta de drogas que causan daños en el hígado.

 

El Fotofármaco: cuando luz es capaz de curar FeelSaludable FeelDeporte

 

 

“Queremos demostrar que la Fotofarmacología nos permite reducir los efectos adversos de muchos fármacos en el hígado, pudiendo incluso incrementar el uso terapéutico de los fármacos convencionales”, así lo afirma Dr. Francisco Ciruela en varios medios de comunicación.

También el Dr. Francisco Ciruela asegura, en un artículo publicado en la página web de la Universidad de Barcelona, que el compuesto JF-NP-26 es el primer fotofármaco diseñado para el tratamiento del dolor in vivo y posee potenciales aplicaciones terapéuticas para tratar el dolor.

 

Conseguir un fármaco tan preciso que se active sólo en la zona donde es irradiado con la luz y, además, disminuya todas esas carencias que presentan los fármacos actuales, en especial el analgésico convencional, es un éxito desde el punto de vista de la salud.

Cabe recordar que las moléculas biológicas naturales son las únicas que funcionan así en los seres vivos: actúan de forma localizada, con dosis reguladas y duraciones definidas. Este Fotofármaco JF-NP-26 se asemeja a las moléculas biológicas según explica Dr. Amadeu Llebaria en el artículo publicado en la página web de la Universidad de Barcelona.

Controlar el dolor de una forma tan específica e inocua es un progreso en la ciencia y estudiar más acerca de este tema abrirá muchas puertas que en el pasado han sido cerradas con otros tratamientos convencionales.

 

Para ello este equipo de expertos está estudiando varias líneas de investigación entre las que destacan no sólo tratar a personas con dolor crónico, como los afectados por Fibromialgia o por un dolor Neuropático, provocado por la inflamación de los nervios, si no tratar a personas con enfermedades como el Párkinson o la Psoriasis e incluso utilizar diferentes longitudes de onda (verde, amarilla y roja) las cuales son mucho menos tóxicas todavía.

 

Además de los grupos de la UB, IDIBELL y del CSIC, participan en este trabajo investigadores del Instituto Químico de Sarrià (IQS), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), el Instituto de Genómica Funcional (IGF) de la Universidad de Montpellier (Francia), la Universidad de La Sapienza (Roma) y el Instituto Neurológico Mediterráneo (Neuromed, Italia).

 

Feeldeporte está ilusionado con este nuevo fármaco debido a las aplicaciones que podría llegar a tener a nivel deportivo. Por lo tanto, seguiremos muy de cerca los avances científicos en este campo.

 

¿Te resulta interesante las aplicaciones médicas de este Fotofármaco?

 

¿Podrías decirnos cómo beneficiaría al deporte este tipo de analgésicos?

 

¿Serías partidario de usarlo?

 

 

 

 

El Fotofármaco: cuando Luz es capaz de Curar ¿Aún no lo Sabes?

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies