En la jornada de ayer pudimos asistir a la caída de dos marcas mundiales en natación. Estos récords se unen al conseguido por el arquero Kim Woo-Jin en la noche del viernes.

Katinka Hosszu añadió a su excelente palmarés la medalla olímpica que la faltaba. La nadadora húngara poseía, antes de la cita de Río, un total de cinco medallas de oro mundiales: en 400 metros estilos en 2009 y en los 200 y 400 metros estilos en las citas de 2013 y 2015.

En la noche de ayer se alzó con la medalla de oro con un tiempo de 4:26:36, de nuevo en la prueba de 400 metros estilos, pulverizando el anterior récord, en manos de la china Ye Shiwen, en más de dos segundos.

En la misma prueba, la española Mireia Belmonte, se confirmó como una de las más serias opciones españolas a las medallas, al conseguir la tercera plaza.

Por su parte, el nadador Adam Peaty consiguió romper su propio récord de 100 metros braza con una marca de 57:55. El nadador británico ha sido el único capaz de bajar de los 58 segundos en esta prueba.

Adam Peaty atesora también la plusmarca de 50 metros braza con un tiempo de 26:42.

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies