Desde el momento en el que Michael Jordan se retiró del baloncesto muchos han sido los jugadores a lo que, sin éxito, se les ha considerado como posibles herederos de su trono. Sin embargo, el desarrollo de la carrera y los títulos de Lebron James han permitido que se abra un debate como nunca antes. El Michael Jordan vs Lebron James está presente en toda clase de tertulias de programas deportivos, las discusiones sobre el tema arden en las redes sociales y hoy, más que nunca, la pregunta ¿Quién es el mejor jugador de todos los tiempos? está en boca de todos.

A día de hoy, cuando se piensa en el mejor jugador de baloncesto de la historia vienen a la mente dos opciones: Michael Jordan o Lebron James. Está claro que jugadores como Wilt Chamberlain, Bill Russell, Kareem Abdul Jabbar, Doctor J o Magic Johnson se han ganado también el derecho a ser considerados entre los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos, pero actualmente parece que todo se centra en el debate Michael Jordan vs Lebron James.

Una vez terminada la temporada 2016-17 con victoria para los Golden State Warriors y un nuevo subcampeonato para Lebron James (No pudo superar a este súper equipo, aún más potente si cabe, con la incorporación de Kevin Durant), desde Feeldeporte vamos a intentar arrojar un poco de luz en este asunto y, por supuesto, daremos nuestra opinión al final del artículo.

 

Michael Jordan vs Lebron James : El Debate

Todos los seguidores y detractores tanto de Michael Jordan como de Lebron James sacan a relucir ciertos argumentos para apoyar la teoría que Michael Jordan es el Mejor Jugador de la Historia o por el contrario es Lebron James el Mejor Jugador de todos los Tiempos.

Vamos a ir desgranándolos uno a uno, tratando de analizarlos e intentar descubrir qué tienen de cierto y de falso.

 

Michael Jordan es el Mejor Anotador de la Historia pero Lebron tiene Mejores Estadísticas

Nadie en su sano juicio tiene alguna duda que Michel Jordan es el Mejor Anotador de la Historia de la NBA, pues así lo demuestran sus 10 títulos de Máximo Anotador de la Temporada Regular. Quitando su año de Novato, el año que se lesionó, el año de su primer regreso (casi a final de temporada) y sus dos años en Washington Wizards, el resto de sus temporadas en la NBA Michael Jordan consiguió ser el Máximo Anotador, es decir, en los momentos más altos de su carrera, Jordan fue siempre el jugador con más puntos.

En casi todos ellos Michael Jordan fue, también, el jugador que más lanzó, pero además lo hizo con una efectividad increíble, 49,7%.

Lebron James es un grandioso anotador, ahora mismo se encuentra en el quinto lugar de la historia en puntos por partido, 27,1 (Jordan es el número 1).  Pese a no estar muy lejos de Jordan en promedio sí lo está en número de títulos, sólo uno con 31,4 puntos por partido (Jordan tiene 6 marcas por encima de esa).

Lebron James tiene un 50,1% de acierto en tiros de campo teniendo habiendo lanzado más del doble de triples que Michael Jordan, sin tener en cuenta los triples, su porcentaje de tiros de campo sube al 53,6% mientras que el de Jordan se iría al 51%.

También debemos reconocer que las cifras de triples de Jordan entre 1992 y 1997 son mucho mejores que en sus inicios o sus años en Wizards.

Lebron James ha sobrepasado a Michael Jordan en puntos en playoffs, sencillamente porque ha jugado más partidos que Jordan y muy probablemente lo superará en puntos totales (James comenzó tres años antes que Jordan en la NBA y no ha interrumpido su carrera como sí hizo éste).

Lebron James supera a Michael Jordan en Rebotes (7,3 vs 6,2) y Asistencias (7 vs 5,3), mientras que Jordan mejora a James en Robos (2,3 vs 1,6) y prácticamente igualan en tapones.

Lebron James sale también victorioso en la comparativa de tripes dobles (72 vs 30).

Estos datos lo que nos muestran es que se trata de dos jugadores diferentes pero ambos excepcionales.

 

Michael Jordan se Crece en los Playoffs pero Lebron James No

Si atendemos a las cifras lo segundo es falso. Tanto Michael Jordan como Lebron James  mejoran en Playoffs sus número de Temporada Regular (Jordan sólo empeora su media de robos y James levemente sus asistencias). Por lo tanto ambos jugadores son unos verdaderos depredadores en los Playoffs.

También es verdad que Lebron James ha mejorado considerablemente en ese aspecto, siendo mucho más fiable con el paso del tiempo, así sus números en las finales de 2016 fueron insuperables, convirtiéndose en el primer jugador en la historia de la NBA en liderar ambos equipos en Puntos (29,7), Rebotes (11,3), Asistencias (8,9), Tapones (2,3) y Robos (2,6) en una ronda eliminatoria.

Ambos jugadores han conseguido el récord de anotar 30 o más puntos en ocho partidos consecutivos de playoffs, casi nada.

Aquí les dejamos unos datos de las actuaciones con peores puntuación de ambos jugadores en Playoffs, porque sí, también las estrellas tienen días malos:

LeBron James en las Finales de la NBA de 2011, Partido 4: 8 puntos, 9 rebotes, 7 Asistencias, 3-11 en Tiros de Campo.

LeBron James en las Finales de Conferencia del Este de 2017, Partido 3: 11 Puntos, 6 Rebotes, 6 Asistencias, 4-13 en Tiros de Campo.

Michael Jordan en las Finales de Conferencia del Este de 1989, Partido 5: 18 Puntos, 9 Asistencias, 5 Rebotes, 4-8 en Tiros de Campo.

 

Michael Jordan nunca perdió una Final de la NBA. Lebron James ha perdido 5 Finales.

Si lo miramos sin hacer más análisis es cierto que Michael Jordan ganó las 6 Finales de la NBA que disputó mientras que Lebron James ha ganado 3 de las 8 en las que ha jugado.

Este dato ha sido y es utilizado como arma arrojadiza hacia James, como una manera de intentar probar que no tiene la influencia y el poder en el juego que poseía Michael Jordan.

Si profundizamos más en estos números podemos ver que Michael Jordan no consiguió llegar a las Finales de la NBA en 7 ocasiones mientras jugó en los Bulls (3 derrotas en Primera Ronda, 2 en Segunda Ronda y 2 en las Finales de Conferencia).  Lebron James sólo ha faltado a las Finales de la NBA en 4 ocasiones en los años en los que sus equipos se clasificaron para los Playoffs (3 derrotas en Segunda Ronda y 1 en Final de Conferencia).

Con la edad que tiene Lebron James, podría darse la circunstancia que ganara, por ejemplo, 3 anillos más, en ese caso igualaría con Jordan pero con más derrotas. En ese caso, se valoraría más el hecho de no perder Finales de la NBA o el haber accedido a un mayor número de ellas?

Los puntos que vienen a continuación guardan una gran relación con esta cuestión. No parece algo que desequilibre el debate Michael Jordan vs Lebron James

 

Lebron James necesita tener a grandes jugadores a su lado para poder Ganar. Jordan No.

La segunda parte es falsa. No sólo Michael Jordan o Lebron James sino cualquier jugador del mundo necesita ser rodeado de un buen equipo con excelentes jugadores y grandes entrenadores para ganar un título. Hagamos un pequeño repaso los últimos ganadores de la NBA para confirmar nuestras palabras:

Los Ángeles Lakers de los 80 tenían a Magic Johnson,  Kareem Abdul-Jabbar, James Worthy o Byron Scott sobre la cancha y a Pat Riley como entrenador.

Los grandes Boston Celtics de la misma década contaban con Larry Bird, Kevin McHale o Robert Parish, de la mano del entrenador Bill Fitch.

En los “Bad Boys” (Detroit Pistons) jugaban Isiah Thomas, Joe Dumars, Dennis Rodman o Vinnie Jhonson. Su entrenador era Chuck Daly.

Los Chicago Bulls de Michael Jordan jugaban con Scottie Pippen y Horace Grant en sus primeros tres anillos y con Dennis Rodman o Toni Kukoc en los tres siguientes. El gran Phil Jackson los guió durante sus 6 anillos.

Los Houston Rockets obtuvieron dos anillos con Hakeem Olajuwon y Clyde Drexler entre otros. Estuvieron entrenados por Rudy Tomjanovich.

Los San Antonio Spurs de los 90 ganaron sus anillos con David Robinson y Tim Duncan (las Torres Gemelas) además de Mario Elie y Jerome Kersey. Los Spurs del nuevo milenio ganaron anillos con Duncan, Tony Parker, Bruce Bowen, Robert Horry  o Manu Ginóbili. En el banquillo, el gran Gregg Popovich.

Los Ángeles Lakers contaron con Kobe Bryant y Shaquille O’Neal en sus primeros triunfos del 2000 y con Bryant, Pau Gasol o Lamar Odon en sus siguientes victorias, todas ellas de la mano de Phil Jackson.

En el primer título de Miami jugaban Shaquille O’Neal, Alonzo Mourning y Gary Payton en un equipo comandado por Pat Riley.

Los Boston Celtics del 2008 tenían al “Big Three” : Paul Pierce, Ray Allen y Kevin Garnett. Doc Rivers era su entrenador

En Dallas Mavericks jugaban Dirk Nowitzki, Jason Kidd, Shawn Marion o Jason Terry en un conjunto entrenado por Rick Carlisle.

Por último, en los Golden State Warriors del 2015 todos sabemos el verdadero equipazo que tenían. Este año habría que sumar a nada menos que a Kevin Durant.

Todo esto no hace más que probar que para ser campeón de la NBA debes tener un buen equipo que te apoye. Todos estos equipos fueron forjados en el despacho de los General Managers. Lebron James lo único que hizo es llegar a un acuerdo con Chris Bosch y Dwyane Wade para ir a los Miami Heat, nada que debamos despreciar (Quizás la gestión del cambio de equipo fue la errónea, con el show “The Decision” incluido).

En su regreso a Cleveland, no olvidemos que se trataba del equipo con el peor balance en las cuatro temporadas anteriores (97–215), los dirigentes no hicieron más que proporcionarle uno compañeros de garantía (aún así inferior al de los Warriors) para luchar por el título.

Varios datos que salen en defensa de Lebron James en este punto: En su primera final con los Cavaliers, el segundo mejor jugador era Mo Willians y ya hemos visto como acabó el equipo tras la marcha de Lebron; Tras dejar Miami, la marca de los Heat al año siguiente fue 37-45. A modo de comparación, cuando Michael Jordan se retiró por primera vez, los Chicago Bulls terminaron con 55 victorias y alcanzaron el séptimo partido de la semifinal de conferencia contra los Knicks. Por otra parte, esto también muestra el gran valor adicional que, por supuesto, Michael Jordan proporcionaba a los Bulls.

Por lo tanto, este punto no afecta a la hora de decidir quién es el mejor de todos los tiempos, Michael Jordan o Lebron James.

 

Los rivales actuales de Lebron James son inferiores a los rivales de Michael Jordan

En lo que se refiere a rivales de conferencia, en una parte podríamos estar de acuerdo con esta afirmación, los Bad Boys o los Boston Celtics contra los que jugó Michael Jordan son infinitamente mejores que los rivales a los que se ha enfrenado Lebron James hasta ahora (sólo los Pistons de la 2006-2007 tenían un gran nivel).

A partir del 91, los Bulls tuvieron que deshacerse de los Cavaliers de Mark Price (1992), los Knicks de Patrick Ewing (1993), los Magic de Shaquille O’Neal (1996), los Heat de Alonzo Mourning (1997) y los Pacers de Reggie Miller (1998).

Quizás somos nostálgicos y pensamos que las épocas pasadas eran mejores, pero todos estos rivales de conferencia parecen, a priori, superiores a los rivales de Lebron James.

En lo que no estamos de acuerdo es en el hecho que los rivales de Michael Jordan en las Finales de la NBA sean mejores que los rivales de James. Como mínimo le daríamos un empate.

Los Golden State Warriors son, posiblemente, de los mejores equipos de la historia (este año más aún con Kevin Durant), sólo cabe mencionar su récord de victorias en una temporada (batiendo a los propios Bulls de Jordan); los San Antonio Spurs de Popovich representan la esencia del buen baloncesto; unos Dallas Mavericks con Dirk Nowitzki, Jason Kidd, Shawn Marion o Jason Terry; y los Oklahoma City Thunders contaban con unos, eso sí jovencísimos, Kevin Durant, Rusell Westbrook, James Harden o Serge Ibaka.

Michael Jordan tuvo que enfrentarse a los Lakers de Magic Johnson, James Worthy (ambos en el final de sus carreras), Vlade Divac o Sam Perkins; a unos Trail Blazers con Clyde Drexler y Jerome Kersey; los Suns de un gran Charles Barkley, Danny Ainge o Dan Majerle; los Supersonics de Shawn  Kemp y Gary Payton; y finalmente en dos ocasiones con  los Jazz de Karl Malone, John Stockton y Jeff Hornacek. Pese a los nombres, seguimos manteniendo que los rivales en las Finales de la NBA de ambos jugadores tienen, como mínimo, igual nivel. Seguiríamos sin tener una solución al debate Michael Jordan vs Lebron James

 

Michael Jordan es más fiable que Lebron James en los momentos decisivos

Nos referimos a lo que los americanos llaman Clutch. Durante toda la carrera con los Bulls, Michael Jordan decidió 25 partidos con lanzamientos de campo o tiros libres en los últimos 30 segundos de partido (24 en los últimos 10 segundos), incluidos dos partidos de Finales de la NBA y cinco de otras eliminatorias de playoffs.

De Michael Jordan podemos recordar inolvidables canastas ganadoras como ” The Shot” sobre Craig Ehlo en el Quinto partido contra los Cavaliers en la Primera Ronda de la 1988-89 o con Bryon Russell en el Sexto Partido contra los Jazz de las Finales de 1998. Estos datos e imágenes nos muestran claramente la Fiabilidad o Clutch de Jordan en esos últimos momentos en los que todo se decide, pero ¿Qué ocurre con Lebron James? ¿Es Lebron James fiable para resolver un partido en los últimos segundos?

Si nos remitimos a las estadísticas, la respuesta es sí. En esta información proporcionada por la ESPNLebron James tiene un 43% (6-14) de efectividad en lanzamientos ejecutados en los últimos 10 segundos del último período o prórrogas de partidos de Playoffs. Para Michael Jordan el dato es del 47% (7-15). Por poner un ejemplo, Kobe Bryant tiene un 23% (5-22) en estas situaciones.

Otra estadística también proporcionada por la ESPN, nos da la misma información pero para los últimos 5 segundos del partido. En ese caso Lebron James tendría un 60% (6-10) y Michael Jordan un 45% (5-11).

 

 

Más información relevante sobre este asunto, Lebron James tiene una marca de 4 victorias y 2 derrotas en Séptimos Partidos de Playoffs (4-0 desde 1998). Michael Jordan por su parte, nunca necesitó un Séptimo Partido en las Finales de la NBA (las ganó antes), pero tiene una marca de 2-1 en Séptimos Partidos en otras rondas.

Con estos datos borramos ese fantasma que sobrevuela sobre James acerca de su fiabilidad o Clutch. Podríamos seguir hablando del debate Michael Jordan vs Lebron James.

 

Lebron James es una versión mejorada de Michael Jordan

En este punto, no podemos evitar soltar una carcajada. Es falso.

Sí es verdad que Lebron James es más alto, más fuerte físicamente debido a su mayor masa muscular y probablemente más rápido. Sin embargo, Jordan fue más resistente (jugó todos los partidos de la temporada regular en 9 ocasiones) y más sólido mentalmente que James.

Jordan fue mejor anotador y superior robando balones mientras que James es mejor reboteador y asistente. En porcentaje de tiro están muy parejos al igual que en tapones. En lanzamientos de 3, James presenta un mejor porcentaje con mayor número de intentos, aunque también es verdad que Jordan experimentó una gran mejora en ese aspecto con el paso de los años (50% en la 1993-94) momento a partir del cual intentó centrarse más en anotar desde esa distancia.

Michael Jordan es el jugador con el Ratio de Eficiencia más alto de la historia (27,9) mientras que Lebron James es el segundo (27,6).

De todo esto podremos decir que son diferentes jugadores, pero en ningún caso James es una versión mejorada, simplemente más alto y fuerte. El debate Michael Jordan vs Lebron James seguiría en pie.

 

El Rendimiento de Michael Jordan con la Selección fue mejor que el de Lebron James

Una cosa es clara, la relación entre Michael Jordan y la Selección Americana de Baloncesto fue perfecta. Jordan consiguió dos Medallas de Oro en Juegos Olímpicos, una como universitario en Los Ángeles 1984 y otra como referente del maravilloso Dream Team en Barcelona 1992.

Por su parte, Lebron James, también obtuvo dos Medallas de Oro (En los Juegos de Beijing 2008 y Londres 2012). Sin embargo tuvo que vivir en sus carnes las decepciones de los bronces en el Mundial de Japón de 2006 y Juegos de Atenas 2004, algo impensable para un equipo americano de baloncesto. Además su comportamiento tanto en 2004 como en 2006 dejó mucho que desear, con problemas con compañeros y entrenador. Posiblemente estamos hablando de un Lebron James más inmaduro e irresponsable que el actual.

Por lo tanto, podríamos adjudicar un “minipunto” para Michael Jordan en este apartado.

Michael Jordan vs Lebron James : Las carrera de Michael Jordan y Lebron James

Michael Jordan antes de la NBA

Michael Jordan fue elegido novato del año en la temporada 1981-82 en su debut con la Universidad de North Carolina, donde también jugaba James Worthy (futuro integrante del Salón de la Fama). Jordan comenzaría su leyenda consiguiendo la canasta ganadora en la final del Campeonato de la NCAA. Un tiro en suspensión a pocos segundos de la finalización del partido.

En las dos temporadas siguientes fue incluido en el Mejor Equipo de la NCAA y elegido Mejor Jugador del Año en 1984.

 

Lebron James antes de la NBA

Lebron James no llegó a jugar a nivel universitario, pues pasó a la NBA directamente desde el instituto. Con su equipo de St. Vincent – St. Mary consiguió tres campeonatos estatales, un premio al Mejor Jugador de Instituto en 2003, fue elegido 3 veces en el Mejor Quinteto de Estados Unidos y ganó en dos ocasiones el título Jugador del Año Gatorade.

 

Comienzos en la NBA de Michael Jordan

 Con 21 años, Michael Jordan fue elegido por los Chicago Bulls en la posición número 3 del Draft de 1984, un año antes de su graduación.

Sorprendentemente Michael Jordan no fue el número 1 del Draft, lugar que ocupó Hakeem Olajuwon (Houston Rockets), mientras que la segunda posición fue para Sam Bowie (Portland Trail Blazers).

Desde Houston justifican la elección de Olajuwon en la necesidad de conseguir un pivot para el equipo, mientras que Portland se defendió manifestando que ya tenían a Clyde Drexler para la posición de Jordan. Pese a ello, no pudieron evitar que esa elección sea considerada la peor en la historia del deporte profesional en los Estados Unidos.

Durante su primera temporada en la NBA, Michael Jordan promedió 28,2 puntos por partido con un 51.5% de acierto en tiro. Muestra de su popularidad fue su inclusión en el Quinteto del All-Star elegido por los aficionados.

Fue nombrado Novato del Año sin embargo el rendimiento de los Bulls sería discreto finalizando la temporada regular con un balance de 38-44 y perdiendo en primera ronda contra los Milwauke Bucks en cuatro partidos.

Michael Jordan se perdió 64 partidos en su segunda temporada debido a una lesión en el pie. Pese a ello, con una horrible marca de 30-52, los Bulls se clasificaron para los playoffs. En la Primera Ronda tuvieron enfrente a los Boston Celtics, considerados uno de los mejores equipos de la historia de la NBA. Los Celtics barrieron a los Bulls (3-0 en la eliminatoria). Sin embargo, lo más recordado de ese cruce fue la descomunal actuación de Jordan en el segundo de los encuentros, anotando 63 puntos en un partido que se decidió en la prórroga. Ese día, Larry Bird pronunciaría su famosa frase ” He visto a Dios disfrazado de Jugador de Baloncesto “.

En su tercera temporada en la NBA (1986-87) Michael Jordan se unió a Wilt Chamberlain como los únicos jugadores capaces de anotar 3.000 puntos en una temporada. Su media de puntos fue increíble, 37,1 con un porcentaje de tiro del 48.2%. Además de ello, sería el primer jugador de la NBA en conseguir 200 robos de balón y 100 tapones en una temporada. Con esa gran temporada, Jordan fue incluido por primera vez en el Primer Quinteto de la NBA y segundo en las votaciones por el MVP.

Los Chicago Bulls serían de nuevo barridos por los Boston Celtics en la primera ronda de Playoffs.

 

Comienzos en la NBA de Lebron James

Lebron James fue elegido, a los 18 años, por los Cleveland Cavaliers como número 1 del Draft de 2003. En su primer partido anotó 25 puntos, récord de la NBA para un debutante llegado directamente del Instituto.

James fue elegido Novato del Año con medias de 20,9 puntos, 5,5 rebotes y 5,9 asistencias por partido (tercer novato de la historia con al menos 20-5-5). Pese a ello los Cavaliers no consiguieron entrar en playoffs con un pobre balance de 35-47.

En su segunda temporada, Lebron James promedió unos números: 27,2 puntos, 7,4 rebotes, 7,2 asistencias y 2,2 robos por partido. Gracias a ello fue elegido por primera vez en el Primer Quinteto de la NBA y participó en su primer All-Star.

Sin embargo, los Cleveland Cavaliers volverían a fallar en su intento de acceder a los playoffs, con un balance de 42-40.

Lebron James terminó su tercera temporada en la NBA (2005-2006) con una espectacular media de 31,4 puntos, 7 rebotes y 6,6 asistencias por partido, lo que le valió para finalizar en segunda posición en la votación para el MVP.  Además sería elegido MPV del All-Star.

Sus Cavaliers conseguieron acceder a los playoffs por primera vez desde 1998. En primera ronda eliminaron a los Wizards, incluyendo dos victorias gracias a sendas canastas ganadoras de James. En la siguiente eliminatoria, los Detroit Pistons derrotaron a los Cavaliers dando por finalizada su temporada.

 

Confirmación en la NBA de Michael Jordan

Michael Jordan consiguió su primer título MVP en la temporada 1987-88 (Cuarta en la NBA) gracias a sus 35 puntos por partido con un 53,5% de acierto en tiros de campo. Además consiguió el premio al Mejor Jugador Defensivo del Año con sus 1,6 tapones y 3,16 robos por partido. Sólo él y Hakeem Olajuwon (en la 1993-94) han conseguido ambos premios en la misma temporada.

Los Bulls accedieron a los playoff con un balance de 50-32 y consiguieron eliminar a los Cleveland Cavaliers en primera ronda. Sin embargo, los “Bad Boys” (Detroit Pistons) liderados por Isiah Thomas derrotarían a los Bulls en cinco partidos en la siguiente eliminatoria.

La quinta temporada de Michael Jordan en la NBA (1988-89) vio como los Chicago Bulls accedían a las Finales de Conferencia, tras derrotar a Cleveland Cavaliers y New York Knicks.

En el quinto partido contra los Cavaliers, Jordan dio la victoria a los Bulls con una canasta ganadora, conocida como ” The Shot “, en los segundos finales del partido ante la oposicion de Craig Ehlo.

 

 

Sin embargo, los Detroit Pistons se cruzarían de nuevo en el camino de los Bulls, eliminándolos en seis partidos.

En lo individual, Michael Jordan anotaría 32,5 puntos por partido unido a 8 rebotes y 8 asistencias por encuentro.

La temporada 1989-90 (sexta de Jordan en la NBA) sería un punto de inflexión para los Bulls y el propio Jordan. El nombramiento de Phil Jackson como entrenador y la aparición de Scottie Pipen y Horace Grant dieron un salto de calidad al equipo, finalizando con un balance de 55-27. Se establecían así las bases de los grandes Chicago Bulls pese a caer nuevamente en las Finales de conferencia contra los Detroit Pistons en una eliminatoria decidida en 7 partidos.

Michael Jordan terminaría el campeonato con una media de 33,6 puntos (Máximo Anotador de la NBA por cuarta vez), 6,9 rebotes y 6,3 asistencias por partido, con un acierto del 52,6%.

 

Confirmación en la NBA de Lebron James

Lebron James vio como sus números durante la temporada 2006-2007 (cuarta en la NBA) se reducían (aunque seguían siendo muy buenos) hasta los 27,3 puntos, 6,7 rebotes, 6 asistencias y 1,6 robos de balón por partido.

Los Cleveland Cavaliers accedieron a las Finales de conferencia ante los Detroit Pistons (sus verdugos el año anterior) pero en esta ocasión, tras levantar un 2-0 inicial, consiguieron llegar a las Finales de la NBA tras ganar los siguientes cuatro partidos. El quinto partido de esta serie fue testigo de una de las mayores exhibiciones de baloncesto de la historia de los playoffs. Lebron James conseguiría 48 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, anotando 29 de los últimos 30 puntos de los Cavaliers. Culminaría su asombrosa actuación consiguiendo, en los últimos segundos, la canasta ganadora en la segunda de las prórrogas.

 

 

Lebron James se plantó en las Finales de la NBA con tan sólo 22 años, pero sus Cavaliers nada pudieron hacer ante los San Antonio Spurs, quienes terminarían por la vía rápida, 4-0.

En la quinta temporada en la NBA, Lebron James consiguió su primer, y hasta hoy último, título de Máximo Anotador con 30 puntos por partido.

Los Cavaliers finalizaron la temporada con un balance de 45-37 (cuartos en la Conferencia Este), accediendo a los playoffs donde eliminarían a los Wizards en primera ronda. En la siguiente eliminatoria los Boston Celtics (futuros campeones) terminarían con el sueño de James de acceder a otras finales, al derrotarlos en 7 partidos.

La temporada 2008-09 (Sexta de Lebron James en la NBA) vio como los Cleveland Cavaliers daban un gran salto de calidad con la adquisición de Mo Williams, con él y un gran James consiguieron un 66-16 en Temporada Regular y, tras arrasar a los Pistons y Hawks, accedieron a las Finales de conferencia. En ella, pese a los 38,5 puntos, 8,3 rebotes y 8 asistencias por partido de Lebron James, los Cavaliers fueron derrotados en 6 partidos por los Orlando Magics.

Esa eliminación puso un mal final a una temporada excepcional de James, elegido MVP (primero de un jugador de los Cavaliers) y seleccionado en el Mejor Equipo Defensivo (segundo en el premio al Mejor Jugador Defensivo del Año). Todo esto con unos números geniales: 28,4 puntos, 7,6 rebotes, 7,2 asistencias, 1,7 pérdidas y 1,2 tapones por partido.

La séptima temporada de Lebron James en la NBA (2009-2010) fue un calco de la anterior, ganando su segundo premio MVP (29,7 puntos, 8,6 asistencias, 7,3 rebotes, 1,6 robos y 1 tapón por partido) y viendo a sus Cavaliers finalizar primeros de su conferencia. A ello había que añadir la incorporación de Shaquille O’Neal como refuerzo de lujo.

Ya en playoffs, tras eliminar a los Bulls en primera ronda, llegaría un punto de inflexión en la carrera de James, la derrota en segunda ronda ante los Celtics. Su gran esfuerzo quedó empañado por su horrible actuación en el quinto partido (20% de acierto en tiros de campo y 15 puntos). Ese sería el último partido de Lebron James con los Cavaliers.

 

Primeros Anillos de Michael Jordan

En su séptima temporada en la NBA (1990-91) Michael Jordan consiguió su segundo MVP (31,5 puntos, 53,9% de acierto en tiros de campo, 6 rebotes y 5,5 asistencias por partido) y, lo más importante, se llevaría su Primer Anillo.

Tras terminar la temporada con un récord de victorias en Temporada Regular para los Bulls (61), eliminarían a New York Knicks, Philadelphia 76ers, Detroit Pistons (con un contundente 4-0) hasta plantarse en las Finales contra los Ángeles Lakers de Magic Jonhson y James Worthy.

El 4-1 con el que los Bulls se impusieron a los Lakers deja clara la superioridad del equipo de Jordan, que se llevaría el premio de MVP de las Finales.

En la temporada siguiente (1991-92), Michael Jordan y sus Chicago Bulls continuaron con su reinado. Batiendo nuevamente el récord de victoria de la franquicia (67-15) y obteniendo el Segundo Anillo ante los Portland Trail Blazers.

Tras arrasar a Miami, conseguir un sufrido triunfo ante los Knicks (4-3) y vencer a los Cavaliers, los Bulls se plantaron en las Finales ante el conjunto de Clyde Drexler.

Temporada completa para Michael Jordan quien fue nombrado MVP de la temporada (30,1 puntos, 6,4 rebotes, 6,1 asistencias por partido y 52% en tiros de campo), MVP de las Finales y conseguiría la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 con el Dream Team.

 

 

En la temporada 1992-93 Michael Jordan consiguió su Tercer Anillo, Tercer MVP de las Finales y Séptimo Título de Máximo Anotador consecutivos. Sólo le faltaría el MPV de la Temporada, el cual fue a parar a manos de Charles Barkley, cuyos Phoenix Suns serían los rivales de los Bulls en las Finales.

Los Bulls barrerían a los Hawks y Cavaliers (3-0 y 4-0) en las primeras rondas, derrotarían de nuevo a New York en las Finales de Conferencia (4-2) y vencerían a los Suns en 6 partidos.

Michael Jordan anotaría más de 30 puntos en todos los partidos de los playoffs (con 4 partidos de 40 o más puntos consecutivos).

Jordan terminó la Temporada Regular con unos números de 32,6 puntos, 6,7 rebotes y 5,5 asistencias por partido.

 

Primeros Anillos de Lebron James

Tras la decepción por la eliminación ante los Boston Celtics, Lebron James abandonaría los Cleveland Cavaliers en la temporada 2010-2011 con destino a los Miami Heat donde formaría el “Big Three” junto a Dwyane Wade y Chris Bosh, convirtiéndose en el primer MVP, desde Moses Malone en 1982, en cambiar de equipo a la siguiente temporada de su nombramiento.

James terminaría el campeonato con 26,7 puntos, 7,5 rebotes y 7 asistencias por partido con un 51% en tiros de campo.

Los Miami Heat llegarían a las Finales tras vencer claramente a los Philadelphia 76ers, Boston Celtics y Chicago Bulls (que incluía al MVP, Derrick Rose).

En las Finales, los Heat ganarían el primer y tercer partido para luego perder 3 encuentros consecutivos y, de esta manera, el título. Lebron James tuvo una actuación bastante pobre en las Finales (17,8 puntos por partido incluyendo sólo 8 puntos en el cuarto encuentro y una media de 3 puntos en el último cuarto de cada partido) recibiendo duras críticas por ello.

En la temporada 2011-2012 Lebron James sería nombrado por tercera vez MVP de la Temporada gracias a sus 27,1 puntos, 7,9 rebotes, 6,2 asistencias y 1,9 robos por partido unido a un 53% de acierto en tiros de campo.

En una temporada reducida debido al Lockout, los Miami Heat accedieron a los playoffs como segundos en el Este. Una vez en ellos, derrotarían a New York Knicks (4-1), Indiana  Pacers (Por 4-2, incluyendo un cuarto partido estratosférico de James con 40 puntos, 18 rebotes y 9 asistencias para igualar la serie) y en las Finales de conferencia a los Boston Celtics (Por 4-3, con 45 puntos, 15 rebotes y 5 asistencias de James en el séptimo encuentro).

En las Finales les esperaban unos jovencísimos Oklahoma City Thunder, los cuales no pudieron hacer nada para evitar que los Miami Heat se proclamaran por segunda vez en su historia Campeones de la NBA y Lebron James consiguiera su ansiado Primer Anillo.

James fue nombrado MVP de las Finales gracias a sus magníficas actuaciones (30,3 puntos, 9,7 rebotes y 5,6 asistencias) recuperándose de lo ocurrido un año antes.

La temporada de los Heat y del propio Lebron James durante la 2012-13 sería, simplemente, espectacular. Un balance de 66-16, una racha de 27 victorias seguidas (tercera más larga en la historia de la NBA), un cuarto título de MVP de la Temporada para James con una media de 26,8 puntos, 8 rebotes, 7,3 asistencia y 1,7 robos con un 56,5% en tiros de campo.

Los Heat accederían a las Finales de Conferencia tras arrasar a Milwaukee Bucks (4-0) y Chicago Bulls (4-1). En una vibrante eliminatoria los Heat derrotaron a los Pacers (4-3) con grandes actuaciones de James, como la canasta ganadora en el primer encuentro.

En las Finales los San Antonio Spurs llegaron al sexto partido con una ventaja de 3-2, a una sola victoria de proclamarse campeones. Tras unos primeros partidos discretos, James llevaría a los Heat a la victoria con dos prodigiosas actuaciones en el sexto encuentro (triple doble y 16 puntos en el último cuarto) y en el séptimo (37 puntos). Como reconocimiento, fue nombrado MVP de las Finales por segunda vez consecutiva. El Segundo Anillo ya se encontraba en su dedo.

 

 

La temporada 2013-2014 fue la última de Lebron James con los Miami Heat, finalizando con 27,1 puntos, 6,9 rebotes, 6,4 asistencias por partido y un excelente 56,7% en tiros de campo.

Los Heat alcanzaron las Finales de la NBA, por cuarta vez consecutiva, tras barrer a Charlotte Bobcats, Brooklyn Nets e Indiana Pacers.

Se repetirían las Finales del año anterior contra los San Antonio Spurs, los cuales se quitarían la espina clavada de esa derrota venciendo a los Heats por un contundente 4-1. James sólo podría destacar en el segundo de los encuentros al anotar 35 puntos con un 64% en tiros de campo.

 

Consagración de Michael Jordan

Tras su primera retirada del baloncesto Michael Jordan anunció su regreso a la NBA el 18 de Marzo de 1995. Al día siguiente anotó 19 puntos contra Indiana Pacers.

Tras su vuelta a las canchas los Bulls encadenaron una racha de 13-4 para colarse en los playoffs (con actuaciones memorables de Jordan como los 55 puntos anotados en el Madison Square Garden).

Tras vencer a Charlotte en primera ronda, los Bulls no pudieron evitar caer derrotados contra los Orlando Magic por 4-2. Shaquille O’Neal, Penny Hardaway y Horace Grant entre otros fueron demasiado para unos Bulls en los que Jordan (que había recuperado su número 23 retirado tras su primer adiós) consiguió anotar 31 puntos por partido.

En la temporada 1995-96, reforzados con la incorporación del “Gusano Dennis Rodman y un Jordan en plena forma, los Chicago Bulls consiguieron el mejor balance de victorias de la historia 72-10 (superado por los Golden State Warriors de la 2015-16).

Michael Jordan lideró de nuevo la liga en anotación con 30,4 puntos por partido y fue nombrado MVP de la temporada regular, MVP de las Finales y del All-Star.

Los playoffs de los Bulls fueron abrumadores. 3-0 a los Miami Heat, 4-1 a los New York Knicks y 4-0 a los Orlando Magic. En las Finales derrotaron 4-2 a los Seattle SuperSonics para conseguir su cuarto título de la NBA y cuatro anillo para Michael Jordan.

En la siguiente temporada (1996-97) los Chicago Bulls volvieron a arrasar en la liga regular (69-13) y accederían a las Finales ante los Utah Jazz de Karl Malone (flamante MVP de la temporada).

El recorrido hasta las Finales fue un camino de rosas para los Bulls: 4-0 ante Washington Bullets y 4-1 contra Atlanta Hawks y Miami Heat.

Los 6 partidos de las finales fueron exhibiciones de juego de Michael Jordan incluyendo una canasta ganadora sobre la bocina en el primera partido y el “Flu Game” o “Partido de la Gripe” en el quinto encuentro, donde Jordan anotó 38 puntos y el triple ganador a falta de 25 segundos.

Jordan recibió su quinto galardón de MVP de las Finales y consiguió su Quinto Anillo.

 

 

La última temporada de Michael Jordan es una clara imagen de lo que este jugador supuso para el baloncesto y el deporte en general: Máximo anotador con 28,7 puntos, Quinto MVP de la Temporada, incluido en el Primer Quinteto de la NBA, en el Mejor Quinteto Defensivo y MVP del All-Star. Todo esto acompañado del Sexto Anillo en las Finales, de nuevo, contra los Utha Jazz. Simplemente sensacional.

Los Chicago Bulls terminaron la temporada regular con un balance de 62-20 y vencieron a New Jersey (3-0),  Charlotte (4-1) e Indiana Pacers (4-3) en las Finales de Conferencia.

Tras ponerse con una ventaja de 3-1 en las Finales, los Chicago Bulls perdieron el quinto partido en casa por lo que debían jugar el sexto encuentro en Utah. En él, en ese último partido de Michael Jordan con los Chicago Bulls, pudimos presenciar 41.9 segundos del mejor baloncesto de la historia. Ese fue el tiempo que necesitó Jordan para remontar un 86-83 favorable a los Jazz para acabar venciendo 86-87, con un total de 45 puntos en el encuentro.

Michael Jordan conseguía el Sexto Anillo, su sexto MVP de las finales y un puesto en el Olimpo del Baloncesto.

 

 

Consagración de Lebron James

El 12 de Julio del 2014 Lebron James tomó una decisión que fue aplaudida por todo el mundo, regresar a los Cleveland Cavaliers, un equipo que había conseguido la peor marca de victorias en los últimos cuatro años, después de la marcha de Lebrón a Miami.

Como un campeonato no se gana con un sólo jugador, los Cavaliers firmaron a Kevin Love de los Minnesota Timberwolves lo que unido a Kyrie Irving, número 1 del Draft de 2011, hizo posible la formación de un trío de gran potencia.

Lebron James promedió 25,3 puntos, 6 rebotes y 7,4 asistencias por partido y sus Cavaliers terminaron la temporada regular con un balance de 53-29, segundos del Este.

En la primera ronda de playoffs barrieron a los Boston Celtics (4-0), para vencer con más problemas a los Chicago Bulls (4-2, incluida una canasta ganadora de James sobre la bocina para igualar la eliminatoria) y vencieron fácilmente a los Atlanta Hawks (4-0) en las Finales de Conferencia.

En su primera año con los Cavaliers tras su regreso Lebron James volvía a una final de la NBA, frente a unos Golden State Warriors que partían como favoritos.

Los Cavaliers llegaron a ponerse 2 a 1 en las finales pero los problemas físicos de Irving y Love los mermaron claramente, lo que unido a la calidad de los de la Bahía hizo que los Warriors se proclamaran merecidos campeones. Pese a la derrota Lebron James fue nombrado MVP de las finales gracias a sus espectaculares actuaciones: 35,8 puntos, 13,3 rebotes, 8,8 asistencias por partido.

La temporada 2015-16 no se desarrollo de la manera más deseada para los Cleveland Cavaliers de Lebron James, incluido un cambio de entrenador (David Blatt fue sustituido por Tyronn Lue), rachas negativas de juego y resultados, problemas internos, etc.

Pese a todo, los Cavaliers terminaron primeros de conferencia gracias a sus 57 triunfos y James promedió 25,3 puntos, 7,4 rebotes, 6,8 asistencias y un 52% de acierto en tiros de campo.

El camino hasta las Finales de la NBA fue de nuevo fácil para los Cavaliers, 4-0 a Detroit Pistons, 4-0 a los Atlanta Hawks y 4-2 frente a los Toronto Raptors.

Las Finales, por el contrario, han entrado directamente en la historia de la NBA por todo lo desarrollado en ellas.

Primeramente por el rival, los Golden State Warriors que acababan de batir el récord de victorias durante una temporada de los Chicago Bulls de Jordan con un espectacular 63-9;y segundo por como comenzaron, tras un 3-1 a favor de los Warriors (incluida una victoria por más de 30 puntos). Sin embargo, los problemas físicos de Stephen Curry, la sanción a Dreymond Green y la sólida mentalidad de James y compañía hicieron, lo hasta ahora imposible, y los Cavaliers remontaron hasta alzarse con el título de Campeones de la NBA con una victoria en el Oracle Arena, hogar de los Warriors.

Dos partidos de 41 puntos de Lebron James (quinto y sexto), una gran actuación en el séptimo (incluido un triple doble y un tapón antológico a Iguadola a falta de 2 minutos del final), junto a un soberbio Irving guiaron a los Cavaliers a la victoria.

 

 

James se convirtió en el primer jugador en la historia de la NBA en liderar ambos equipos en Puntos (29,7), Rebotes (11,3), Asistencias (8,9), Tapones (2,3) y Robos (2,6) en una ronda de playoffs. Todo ello le valió para recibir el MVP de las Finales y consagrarse entre los grandes.

Esta temporada 2016-17, Lebron James promedió durante la liga regular 26,4 puntos, 8,6 rebotes y 8,7 asistencias y los Cleveland Cavaliers se colaron, por tercer año consecutivo, en las finales de la NBA (Séptima consecutiva de James) tras acabar segundos en el Este y barrer a Indiana Pacers y Toronto Raptors (Doble 4-0) y vencer a los Boston Celtics (4-1).

En el quinto partido de las Finales de Conferencia, gracias a sus 35 puntos, James sobrepasaba a Michael Jordan como jugador con más puntos en los Playoffs en la Historia de la NBA.

Los Golden State Warriors barrieron a los Cavaliers en los dos primeros partidos de las Finales (22 y 19 puntos de diferencia) y consiguieron llevarse también el tercero en casa de los de James. El cuarto partido cayó de lado de los Cavaliers, lo que les daba la esperanza de poder repetir la historia del año pasado. Pero los Warriors no se dejaron sorprender y conquistaron el título con una victoria en el quinto partido. James consiguió un triple dobles en el segundo partido, 39 puntos con otro triple doble en el cuarto y 41 puntos en el definitivo quinto encuentro. Pese a su gran actuación, se le volvían a escapar, por quinta vez, unas Finales de la NBA.

 

Segundo regreso de Michael Jordan

El 25 de Septiembre de 2001 Michael Jordan sorprendía al mundo al anunciar su segundo regreso a las pistas, esta vez con los Washington Wizards.

En su primera temporada, las lesiones sólo le permitieron jugar 60 partidos en los que lideró a su equipo en puntos (22,9), asistencias (5,2) y robos (1,42) por partido.

Pese a ello los Wizards no conseguirían acceder a los playoffs.

En su segunda temporada en Washington y última en la NBA, Jordan jugó todos los partidos de la liga regular (82), 67 de ellos como titular, promediando 20 puntos, 6,1 rebotes, 3,8 asistencias y 1,5 robos por partido con un 45% de acierto en tiros de campo.

Jordan se convirtió esa temporada en el primer jugador de 40 años en alcanzar 43 puntos en un partido de la NBA y sobrepasó a Kareem Abdul-Jabbar como jugador con más puntos en partidos de All-Star (récord más tarde superado por Kobe Bryant).

Un año más, sus Wizards no lograrían acceder a los Playoffs.

 

Michael Jordan vs Lebron James : Las Estadísticas

A continuación les mostramos unas completas estadísticas que pueden ayudar a decidir el ganador del duelo Michael Jordan vs Lebron James y saber así Quién es el Mejor Jugador de Todos los Tiempos.

 

Michael Jordan vs Lebron James Estadísticas General

Estadísticas Generales

 

 

Michael Jordan vs Lebron James Premios y Galardones

Premios y Galardones

 

 

Michael Jordan vs Lebron James Participaciones en Playoffs

Participaciones en Playoffs

 

 

Michael Jordan vs Lebron James Principales Estadísticas por Partido en Temporada Regular

Principales Estadísticas por Partido en Temporada Regular

 

 

Michael Jordan vs Lebron James Principales Estadísticas Totales en Temporada Regular

Datos Totales en las Principales Estadísticas en Temporada Regular

 

 

Michael Jordan vs Lebron James Porcentajes de Tiro en Temporada Regular

Porcentajes de Tiro en Temporada Regular

 

 

Michael Jordan vs Lebron James Principales Estadísticas por Partido en Playoffs

Principales Estadísticas por Partido en Playoffs

 

 

Michael Jordan vs Lebron James Datos Totales en las Principales Estadísticas en Playoffs

Datos Totales en las Principales Estadísticas en Playoffs

 

 

Michael Jordan vs Lebron James Porcentajes de Tiro en Playoffs

Porcentajes de Tiro en Playoffs

 

Michael Jordan vs Lebron James : Conclusiones

En primer lugar, parece claro que ambos son los dos Mejores Jugadores de la Historia de la NBA, un poco por encima de estrellas como Wilt Chamberlain, Bill Russell, Kareem Abdul Jabbar, Doctor J o Magic Johnson (Puede que recibamos muchos palos por esta afirmación).

Una vez dicho esto, debemos decir que es muy difícil decidir si Michael Jordan es el Mejor Jugador de Todos los Tiempos o por el contrario Lebron James es el Mejor Jugador de la Historia.

Las estadísticas nos muestran que tanto uno como otro están por encima de su rival en ciertos apartados.

El número de títulos de la NBA da ventaja a Michael Jordan (También tuvo mejores compañeros para ello) pero Lebron James ha llegado a más finales y cuenta con el tiempo como aliado para poder acercarse a Jordan en ese apartado.

Lebron James es más fuerte y alto pero Michael Jordan fue más resistente tanto física como mentalmente.

Las actuaciones con la Selección Americana dan de nuevo ventaja a Jordan.

Michael Jordan era un ganador nato, cosa que no podemos negar tampoco de Lebron James, pero Jordan lo hacía desde su absoluto convencimiento y confianza en sus propias condiciones mientras que James puede que lo haga más como concepto de equipo, del juntos podemos.

Ninguno de los datos “objetivos” mencionados hasta ahora deciden el ganador del duelo Michael Jordan vs Lebron James, por lo tanto debemos utilizar factores más “subjetivos” para responder la pregunta ¿Quién es el Mejor Jugador de Todos los Tiempos?

Desde Feeldeporte nos decantamos por Michel Jordan por lo que éste representó para el Baloncesto Americano y Mundial.

Si jugadores como Chamberlain, Doctor J o Magic Johnson cambiaron de alguna manera este deporte, Michael Jordan definió por completo el concepto de Baloncesto Moderno, expandió este juego por todos los lugares del Mundo y enganchó a millones de personas. El Baloncesto actual no sería lo que ahora es si no hubiera existido Michael Jordan. Muchas de las estrellas posteriores a Jordan y las actuales crecieron teniendo a Michael Jordan como ejemplo, como objetivo a alcanzar. Esto es algo que Lebron James, a pesar de lo extraordinario jugador que es, nunca va a conseguir.

Michael Jordan ha cambiado este deporte como nunca nadie lo había hecho y por eso debe ser considerado el más grande que jamás haya pisado una cancha.

Dejando a un lado la infinidad de títulos obtenidos por Michael Jordan y cómo dio vida al baloncesto moderno, quizás su mayor legado es el amor que todos sienten hacia este jugador, desde compañeros, rivales, equipos y espectadores de todo el mundo.

Durante su último año en los Wizards recibió ovaciones en todas y cada una de las canchas rivales, incluidos cuatro minutos de aplausos en su antiguo hogar de Chicago, el United Center. Esos Wizards (pese a no clasificarse para playoffs y Jordan tener 40 años) fueron el segundo equipo más visto en toda la NBA.

Sus últimas finales en la NBA en 1998 fueron las más vistas de la NBA y el Sexto Partido de esas finales ha sido el de mayour audiencia de toda la historia de la competición.

Todo lo que Michael Jordan hizo durante su carrera ha trascendido más de lo que lo que posiblemente lo hará cualquier cosa realizada por otro jugador.

Michael Jordan es y será una leyenda viva del Deporte Mundial y eso es algo que ninguna estadística podrá arrebatarle jamás.

 

¿Estás de acuerdo con nosotros? ¿Piensas diferente?

No olvides comentar cualquier cosa que desees en relación a este artículo.

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies