Los milagros existen. Al menos esa es la conclusión a la que podemos llegar al leer la historia del equipo de fútbol irlandés Dundalk F.C.

¿Cómo pasar, en apenas cuatro años, de jugar ante 300 aficionados a enfrentarse al Legia de Varsovia, campeón de la liga polaca, en una ronda previa de la Liga de Campeones, con 30.000 gargantas apoyándote sin cesar? Les contaremos cómo ha sido posible esa transformación, ese verdadero milagro.

Durante la temporada 2011-2012, este modesto club irlandés evitaba el descenso de categoría, en una agónica eliminatoria, frente al Waterford. La retirada de la competición del Monaghan United, debido a problemas económicos, fue también un factor determinante en su salvación.

El Dundalk, acosado por las deudas, cambiaba de propietario. Paul Brown y Andrew Connolly se hacían cargo del club esa misma temporada, y es ahí donde esta increíble historia comienza.

El milagro del Dundalk F.C.: De la desaparición a la Liga de Campeones

Los nuevos dueños, conocidos empresarios de la zona, no lo dudaron ni un momento, tenían que salvar el club. Andrew había jugado en las categorías inferiores del Dundalk y Paul había sido árbitro en el fútbol base.

“Llevo aquí 35 años, ambos teníamos una conexión con el fútbol en Dundalk y el problema era que si no interveníamos, el club hubiera desaparecido” declaraba a The Irish News, Paul Brown.

Los nuevos propietarios liquidaron las deudas y tomaron una decisión que cambiaría el rumbo del club, contratar como entrenador a Stephen Kenny. Eran las navidades del año 2012 y Kenny había sido despedido poco antes por el Shamrock Rovers, tras nueve meses en el cargo.

Con Kenny, el Dundalk terminaría segundo en el 2013. Al año siguiente conseguiría el campeonato de liga y en 2015 obtendría el doblete, liga y copa. Esta temporada, después de eliminar a los islandeses del FH Hafnarfjordur y a los bielorrusos del Bate Borisov, se encontraron a sólo 180 minutos de poder acceder a la fase de grupos de la Liga de Campeones.

El conjunto irlandés tuvo que disputar la segunda eliminatoria ante el Bate en Tallgaht, ante la imposibilidad de usar su estadio, el Oriel Park, por no cumplir las normativas UEFA. El Aviva Stadium albergará la eliminatoria contra el Legia de Varsovia, por el mismo motivo.

El milagro del Dundalk F.C.: De la desaparición a la Liga de Campeones

En la previa del partido de ida de la eliminatoria contra el Legia de Varsovia, último obstáculo para acceder a la fase de grupos de la Liga de Campeones, el técnico Stephen Kenny ha declarado “He sido informado, no estoy seguro si es cierto, que somos el equipo con el coeficiente más bajo en llegar a esta ronda de la Liga de Campeones. Creo que estamos representando a cada uno de los pequeños clubes de Europa”

El milagro del Dundalk F.C.: De la desaparición a la Liga de Campeones.

Stephen Kenny

Sin duda, se trata de una eliminatoria muy dura para el Dundalk. El campeón polaco cuenta entre sus filas con cinco jugadores que han disputado la pasada Eurocopa y posee una dilatada experiencia en esta clase de partidos. Cabe recordar que, hace dos temporadas, ya eliminaron al Celtic de Glasgow con un global de 6 a 1.

En el partido disputado en la noche del miércoles 17 de agosto, ante más de 30.000 personas venidas de todos los rincones de Irlanda, el Dundalk caía derrotado por dos goles a cero. Sin duda, un duro golpe para los sueños del conjunto irlandés de medirse a equipos como Barcelona, Real Madrid o Bayern de Múnich.

Pero esta derrota no resta ni un ápice al logro obtenido por este pequeño club irlandés. Además, aún quedan noventa minutos para poder alcanzar su objetivo.

Pero ¿Cómo se ha conseguido todo esto? ¿Cómo se ha llegado a un paso de la fase de grupos de Liga de Campeones?

Sin duda, con mucho esfuerzo y dedicación. El club depende principalmente de voluntarios. Sólo dos personas trabajan a tiempo completo: El director general, Martin Connolly, hermano de uno de los propietarios, el cual hace funciones de “chico para todo” dentro del club; y Darren Crawley el jefe de prensa.

En lo que a jugadores y cuerpo técnico se refiere, alguno de ellos compaginan el fútbol con sus trabajos. Podemos encontrar un electricista, un carnicero, un entrenador de baloncesto… Dos casos son muy significativos: Su máximo goleador en las eliminatorias de la Liga de Campeones, David McMillan, es arquitecto y el asistente de Stephen Kenny, Vinny Perth, sólo trabaja a media jornada.

El técnico Stephen Kenny ha conseguido que la unión y solidaridad entre sus pupilos sea la clave de su éxito. El capitán Stephen O’Donnell, destaca de Kenny “sus habilidades para manejar el vestuario y dotar a los jugadores de una gran confianza.”

Kenny también es conocido por ser un entrenador muy metódico. Ha formado un conjunto con jugadores experimentados, como los ya mencionados David McMillan y Stephen O’Donnell (que comenzó su carrera en el Arsenal), y con jugadores de la casa, como Chris Shields y John Mounteney, quienes ya jugaron los trascendentes partidos de la promoción para evitar el descenso hace cuatro años.

El milagro del Dundalk F.C.: De la desaparición a la Liga de Campeones.

Stephen O’Donnell

El pasado 2 de agosto el Dundalk conseguía el mayor hito de su historia. Tras derrotar por un contundente 3 a 0 al campeón bielorruso del Bate Borisov, no sólo accedía a la ronda previa a la fase de grupos de la Liga de Campeones, sino que también se aseguraba su presencia en Europa League, en caso de caer eliminados ante su próximo rival, el Legia de Varsovia.

No hace falta decir que ningún equipo irlandés había llegado tan lejos en la Liga de campeones. El único caso que podría llegar a acercarse sería el del Shamrock Rovers, que en la temporada 2011 se convirtió en el primer equipo de Irlanda en clasificarse para la Europa League.

Todos estos buenos resultados han tenido efectos muy positivos en las arcas del club. En la actualidad la afluencia de público en el torneo doméstico ha crecido hasta los 3.000 seguidores.

La victoria sobre el Bate Borisov les ha garantizado la suma de 5.4 millones de euros (49 veces lo recibido por la conquista de la liga irlandesa). Si consiguen eliminar al Legia de Varsovia, recibirían 2 millones de euros más sólo por la victoria y 12 millones por alcanzar la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Si por el contrario son eliminados, conseguirían 360.000 y 120.000 euros por victoria y empate respectivamente en la Europa League. Sin duda, una lluvia de millones, ganados a pulso, para este modesto club.

Veremos dentro de unos días cómo termina esta verdadera historia de cuento.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies