El 6 de Junio de 2015 el FC Barcelona se alzaba con su quinta Champions League tras derrotar en la final a la Juventus de Turín. En menos de un mes el conjunto de Luis Enrique había ganado La Liga, la Copa del Rey y la Champions League. El conjunto blaugrana se encontraban en la cima del fútbol europeo y mundial. Dos años más tarde es el Real Madrid quien ocupa esa posición tras conseguir su segunda Champions League consecutiva (primer equipo en conseguirlo) y vencer además La Liga. ¿ Qué ha pasado ? ¿ Por qué el Real Madrid ha superado al FC Barcelona ? ¿ Qué ha hecho bien el conjunto merengue y qué han hecho mal los blaugranas ? A continuación vamos a intentar buscar una respuesta.

 

Pérdida del Estilo del FC Barcelona

 

El Adiós de Tito Vilanova y la llegada del Tata Martino

Para buscar una respuesta más clara deberíamos remontarnos un poco más atrás, a la temporada 2012-2013. En ella el conjunto blaugrana consiguió el título de Liga alcanzando los 100 puntos (récord de puntuación del club) y dejando al segundo clasificado, el Real Madrid, a 15 puntos de distancia (récord de la Liga desde que se implantó el sistema de tres puntos por victoria).

Sin embargo, esa temporada el FC Barcelona cayó estrepitosamente en la Champions League ante el Bayern de Múnich (futuro campeón) por un global de 7-0. También sufrieron el golpe de ser eliminados en semifinales de la Copa del Rey por el Real Madrid.

Pero el hecho más importante llega entre el final de esa temporada y el principio de la siguiente. Tito Vilanova debe dejar el banquillo culé debido a una enfermedad que tristemente acabó derrotándole el 25 de Abril de 2014.

La llegada del Tata Martino supuso un punto de inflexión en los azulgranas, no sólo por la falta de títulos esa temporada (única con el argentino al frente), sino por el comienzo de la pérdida del estilo del FC Barcelona, el juego de toque que los blaugranas tienen en el ADN.

Con Martino el FC Barcelona perdió la final de la Copa del Rey ante el Real Madrid con el famoso gol de Gareth Bale en el que dejó clavado a Marc Bartra.

El equipo culé se jugó la Liga a una sola carta en un el último partido de la temporada jugado en el Camp Nou ante el Atlético de Madrid. El empate a uno final dio el título a los colchoneros, pues a los blaugranas sólo les valía la victoria.

El conjunto del “Cholo” Simeone también eliminó al FC Barcelona en los cuartos de final de la Liga de Campeones, confirmándose como la bestia negra azulgrana.

A lo largo de toda la temporada, pero especialmente en los momentos claves de la misma, el FC Barcelona se mostró como un equipo sin ideas, sin recursos y falto de ese juego combinativo que hizo las delicias de sus aficionados con Guardiola y Vilanova.

 

Confirmación del cambio de estilo del FC Barcelona con Luis Enrique en el banquillo

Luis Enrique sustituyó a Martino en la 2014-2015 y esa misma temporada consiguió el segundo triplete de la historia del FC Barcelona (Liga, Copa y Champions) además de los elogios en todo el mundo.

Sin embargo, esa victoria taparía un hecho muy importante, ese FC Barcelona cambió su estilo de juego, ya no se basaba tanto en el toque de balón y control de los partidos. Muchos especialistas afirmaban que Luis Enrique había mejorado aún más la forma de jugar azulgrana, incorporando más recursos a su repertorio, como el juego al contragolpe.

Con el paso de las siguientes temporadas lo que pudimos comprobar es que el juego culé se cimentaba, casi en su totalidad, en su trío atacante (Messi, Neymar y Luis Suárez). Los blaugranas ya no controlaban el juego como antaño, sucediéndose los partidos locos en lo que todo podía pasar. En este panorama, todo quedaba a merced de la inspiración de los tres de arriba. Con un nivel de presión muy inferior al de los tiempos de Guardiola /Vilanova y una defensa cada vez más frágil.

Ese nuevo sistema podría servir para rivales pequeños, pero ante las grandes potencias de Europa resultó insuficiente. Las derrotas y, lo que es peor, la falta de recursos en las eliminaciones de la Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid en 2016 y Juventus de Turín en 2017, evidenciaban que el FC Barcelona del Tiki-Taka había desaparecido. El equipo ya no se sustentaba en el centro del campo sino que lo hacía en la delantera.

Claro está que con Luis Enrique consiguieron muchos títulos, al triplete de su primera temporada le siguieron la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes, una Liga, dos Copas del Rey y una Supercopa de España. La friolera de nueve títulos como entrenador del FC Barcelona en tres temporadas. Sin embargo, también hay que destacar que cada una de ellas fue peor que la anterior, consiguiendo sólo la Copa del Rey este año. Lo que es aún peor es el hecho que el Real Madrid ha superado al FC Barcelona este año.

 

También puede interesarte:

 

Nefasta política de fichajes del FC Barcelona

Unida a la pérdida del estilo de juego se ha producido en los dos últimos años una nefasta política de fichajes, que ha reducido la calidad y potencial de la plantilla blaugrana.

 

La defensa es el punto débil de los blaugranas

La bajas de Carles Puyol, a finales de la temporada 2013-2014 y Dani Alves, el pasado verano, no han sido suplidas por defensas de garantía. De esta manera Javier Mascherano y Gerard Piqué han sido la pareja de centrales titulares, algo que parece muy poco para un equipo que busca grandes títulos. Solo la llegada la temporada pasada de, un hasta entonces casi desconocido, Samuel Umtiti ha supuesto un acierto por parte de la directiva.

Muy criticada fue la marcha de Marc Bartra, vendido por tan sólo 8 millones al Borussia Dortmund. El canterano alternó correctas actuaciones con otras muy discretas pero nunca llegó a mostrar un nivel brillante en las pocas oportunidades de las que dispuso.

El problema en los laterales es especialmente grave con sólo un lateral de verdadero nivel, Jordi Alba, el cual ha tenido problemas con Luis Enrique este último año.

Jugadores como Matthieu, Digne, Vermaelen, Douglas o Adriano no han dado la talla (en el caso de los franceses y el primero de los brasileños parece increíble que llegaran a jugar en el FC Barcelona). A Aleix Vidal , también con disputas con el técnico, le ha faltado continuidad pues se ha perdido muchos partidos por la sanción FIFA y las lesiones. Sergi Roberto sí ha rendido a buen nivel pero en los partidos grandes se ha notado que no es su posición natural.

Veremos cómo resulta el fichaje de Semedo, otro jugador poco conocido como Umtiti por el que el FC Barcelona ha pagado la friolera de 30 millones más variables al Benfica.

 

El centro del campo del Barcelona no es lo mismo sin Xavi Hernández

En lo que se refiere al centro del campo, la pérdida de Xavi es insustituible. La falta de uno de los mejores centrocampistas de la historia del fútbol sería un duro golpe para cualquier conjunto. ¿ Cuál fue la respuesta de la directiva ? Traer a André Gomes. Sin palabras.

Jugadores como Arda Turán o Denis Suárez han decepcionado (especialmente el turco). Sólo Rafinha podría salvarse, pero sus continuas lesiones han evitado que brillara.

En muchas ocasiones a Busquets se le ha visto fatigado y por ello ha sido superado por el centro del campo rival. Su relevo natural sería Mascherano pero éste ha sido utilizado en el centro de la defensa ante la falta de efectivos en esa zona.

Por su parte, Rakitic sí ha sido un acierto por parte de la directiva blaugrana. Llegó al club al mismo tiempo que Luis Enrique y ha cuajado grandes temporadas. Quizás esta última ha tenido también altibajos, pero su final de año ha sido genial.

Iniesta sigue siendo un jugador de dibujos animados, pero su participación en el juego ha ido descendiendo, sus minutos han sido cada vez menores, tanto por sus lesiones como por las rotaciones. En estos momentos está negociando su renovación por el conjunto azulgrana.

 

Ultimo partido de Xavi Hernández con el FC Barcelona, despedida de Xavi Hernández

Foto JOSEP LAGO (AFP)

El Problema en la delantera del FC Barcelona

La delantera del FC Barcelona es, posiblemente, la mejor del mundo. Pero ese hecho que puede considerarse maravilloso también ha jugado en contra de los azulgranas. Ningún delantero de garantía ha querido incorporarse al equipo, a sabiendas que sería suplente y que, debido a una mala política de rotaciones, sus minutos serían residuales.

Por ese motivos, jugadores como Pedro Rodríguez, Munir El Haddadi o Sandro Rodríguez han abandonado la nómina de blaugrana y sólo Paco Álcacer ha aceptado ese rol de secundario, eso sí, a precio de oro pues el FC Barcelona pagó 30 millones para ficharlo.

Veremos cómo gestiona las rotaciones el nuevo técnico del FC Barcelona, Ernesto Valverde, para mantener con chispa al trío atacante blaugrana.

 

La sequía de jugadores de La Masía

Por último, es alarmante la falta de jugadores de la cantera en el once (o en la plantilla azulgrana). Quitando a jugadores que llevan tiempo en el primer equipo como Messi, Iniesta, Piqué o Sergi Roberto, en los últimos años sólo los repescados Rafinha y Denis Suárez han contado con algo de minutos. Sergi Samper, Munir, Sandro o Alen Halilović han tenido que buscar en otros lugares una oportunidad.

El descenso del filial a 2ªB y la fuga de algunas promesas a grandes equipos europeos han debilitado La Masía. Lejos quedan los días en los que hasta 11 canteranos llegaban a coincidir sobre el campo.

 

Bartomeu y su Junta Directiva no han estado a la altura

En definitiva, la directiva actual ha convertido a un equipo con la mejor plantilla del mundo en los tiempos de Guardiola / Vilanova en un equipo con tan sólo 8 o 9 grandes megaestrellas (hablamos de Jordi Alba, Piqué, Iniesta, Rakitic, Busquets, Messi, Neymar y Luis Suárez).

La sanción de la FIFA tampoco ha ayudado en este sentido, pero recordemos que se produjo por ir en contra de las normas de la propia FIFA, con lo que la responsabilidad también recaería en la directiva.

Como puntos positivos (no todo va a ser malo), la renovación de las grandes estrellas mencionadas anteriormente (falta la de Iniesta, pero todo hace indicar que también lo hará).

 

El Real Madrid se olvida de los grandes fichajes y comienza a “españolizar” la plantilla

El Real Madrid ha olvidado su política de gastar millones de euros en fichajes de jugadores para posiciones ya cubiertas (con la excepción de James Rodríguez) y se ha centrado en cubrir los lugares más débiles sobre el campo, rejuvenecer la plantilla y “españolizarla”.

Después de los vaivenes tras la no renovación de Ancelotti y el despido de Benítez, Florentino Pérez ha sabido confiar en Zidane pese a tramos de mal juego (incluidos continuos rumores de no renovación en caso de fracaso del francés).

Todo proyecto a largo plazo que se precie necesita estabilidad y eso es lo que ha conseguido el Real Madrid en las últimas temporadas.

Zidane ha estado especialmente acertado con la política de rotaciones, todo lo contrario que Luis Enrique. El conjunto blanco contaba con 22 jugadores listos para salir al campo y realizar sus funciones con garantías. Los últimos partidos de la pasada Liga fueron disputados, prácticamente, con el “Equipo B”, y ahí jugadores como Morata, Lucas Vázquez o James supieron dar un paso adelante. Así se mantuvo fresco a otros miembros claves de la plantilla para hacer frente a las exigencias de la Champions League.

 

El Real Madrid ha superado al FC Barcelona con su gran política de fichajes 

Los blancos ha sufrido prácticamente el proceso inverso al de los blaugranas, han pasado de sólo tener un gran once a poseer una de las mejores plantillas del mundo. En estos dos años Real Madrid ha superado al FC Barcelona en lo que a fondo de armario se refiere.

En la actualidad el conjunto blanco posee dos jugadores de garantía por puesto, salvo para el lateral derecho donde Danilo ha abandonado el club para fichar por el Manchester City (aunque en general su rendimiento dejó mucho que desear) y la delantera, con la reciente venta de Álvaro Morata al Chelsea, sólo Benzema y el canterano Mayoral quedan como delanteros centro. Sin embargo, por lo que vimos la temporada pasada, Cristiano Ronaldo puede también ocupar esa posición.

Un conjunto joven, donde jugadores como Carvajal, Varane, Nacho, Casemiro, Kovacic, Asensio, Isco o Lucas Vázquez están por debajo de los 27 años. A estos habrá que añadir este año a Vallejo, Theo y Ceballos.

James se ha marchado cedido, seguro de sus pocas posibilidades de contar con minutos. Con la marcha de Morata (espectaculares los 80 millones que ha conseguido el Real Madrid por el atacante) no sorprendería a nadie que Mbappé fuera el elegido por Florentino Pérez para cubrir su baja, más teniendo en cuenta los guiños que el delantero ha lanzado a Zidane y los piropos del técnico galo hacia el jugador del Mónaco.

 

¿ Qué podemos esperar de FC Barcelona y Real Madrid en esta nueva temporada 2017-18 ?

FC Barcelona y Real Madrid seguirán siendo los máximos favoritos en todas las competiciones en las que participen. No nos extrañaría que los culés puedan alzarse con algún título con un tridente enchufado y con PiquéAndrés Iniesta, Busquets y Rakitic en plena forma. Si los fichajes de Semedo y Deulofeu funcionan y jugadores como Arda, André Gomes y Denis Suárez empiezan a aportar algo más al equipo, el objetivo de ganarlo todo puede ser factible.

Sin embargo, parece que el Real Madrid ha superado al FC Barcelona y parte de nuevo como el rival a batir a nivel mundial, pues mantiene el bloque del año anterior (salvo James y Morata) y ha sumado jugadores como Theo o Ceballos. Además quedan muchos días de mercado y Florentino Pérez puede sacarse algún as de la manga.

A priori, el cambio en el banquillo azulgrana también jugaría a favor del Real Madrid, pues tendremos que ver cómo se adapta la plantilla a la nueva filosofía, algo que suele necesitar tiempo y que no siempre se consigue.

Por suerte, esto es fútbol y todo puede pasar. A nivel nacional el Atlético de Madrid seguirá estando ahí para luchar de tú a tú con los dos grandes y a nivel internacional muchos son los equipos con potencial para alzarse con la Liga de Campeones.

 

Los rumores acerca del fichaje de Neymar por el Paris Saint Germain

Para finalizar, no podíamos pasar por alto los rumores que hablan de la marcha de Neymar al París Saint Germain. Serían cifras astronómicas (más de 200 millones de euros) y un duro golpe para el FC Barcelona.

Supondría romper el tridente, perder a una de las estrellas del fútbol mundial encargado de ocupar el puesto de Messi en el campo y en los corazones culés en el futuro. Sólo si la directiva consigue utilizar ese dinero para reforzar posiciones claves (cosa poco probable viendo los antecedentes), podría salirle bien la jugada al conjunto blaugrana. Todo se sabrá en las próximas semanas.

 

¿ Qué opinas ? ¿ Crees que el Real Madrid está por encima del FC Barcelona ?

 

¿ Qué opinas de los rumores acerca del fichaje de Neymar al PSG ?

 

Como siempre, estaremos encantados de recibir tus comentarios

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies