Los ciclistas colombianos siguen confirmando cada temporada que se encuentran entre los mejores del mundo. El papel que juega Colombia en el Tour de Francia, el Giro de Italia, la Vuelta a España y, en general, en cada una de las pruebas ciclistas en las que participan es cada vez más importante.

Estaremos expectantes de ver la actuación de los ciclistas colombianos en la Vuelta a España 2017 que acaba de comenzar, carrera que contará con la mayor parte de los mejores corredores del mundo (a excepción de Nairo Quintana) y que será la despedida de otro grande del ciclismo, Alberto Contador.

La gran actuación de Rigoberto Urán en el Tour de Francia 2017

En el pasado Tour de Francia 2017 Rigoberto Urán se convirtió en el tercer colombiano de la historia (tras Fabio Parra y Nairo Quintana) en subir al podio final de París.

La actuación del ciclista colombiano fue espectacular llegando a la contrarreloj final con opciones de llevarse la victoria en la general. Finalmente Chris Froome consiguió su cuarto triunfo en la ronda francesa y Urán se alzó con un increíble segundo puesto.

Rigoberto Urán se ha ganado a pulso un lugar importante en la historia del ciclismo en Colombia con sus tres segundos puestos en Grandes Vueltas (Giro de Italia de 2013 y 2014, Tour de Francia de 2017).

Magníficos resultados de los ciclistas colombianos en el Giro de Italia 2017

El segundo puesto conseguido por Nairo Quintana (además de un triunfo de etapa) y la Maglia Ciclamino obtenida por Fernando Gaviria, gracias a sus cuatro victorias al sprint, confirmaron que los ciclistas colombianos siguen encontrándose entre los Mejores del Mundo.

Nairo Quintana decidió cambiar su estrategia para esta temporada con el fin de buscar una preparación diferente y poder derrotar a Chris Froome en el Tour de Francia 2017.

Nairo Quintana, posiblemente el mejor de la historia del ciclismo en Colombia, realizó un muy buen Giro, pero finalmente sucumbió ante Tom Dumoulin, teniendo que conformarse con la segunda posición en un Giro de Italia algo polémico.

Pese a la decepción por no conseguir la victoria, el resultado obtenido por el ciclista colombiano es increíble. El problema es que Nairo Quintana nos tiene “mal acostumbrados” con sus victorias en el Giro de 2014 y Vuelta a España 2016, y vemos una segunda posición como algo con menos valor del que realmente tiene.

En lo referente a Fernando Gaviria, qué podemos decir de un ciclista que con apenas 21 años consigue 4 victorias de etapas en una Gran Vuelta como el Giro de Italia y además gana la Maglia Ciclamino. Está claro que Gaviria es uno de los ciclistas colombianos actuales con más futuro.

 

El Gran año de los ciclistas colombianos en el 2016

El 2016 fue un año para enmarcar para los ciclistas colombianos, con la victoria de Nairo Quintana en la Vuelta a España y los podios del propio Quintana en el Tour de Francia (Tercera posición final) y de Esteban Chaves (Segundo en el Giro y tercero en La Vuelta), además de victorias en Monumentos (El Giro de Lombardía conseguido por Chaves), vueltas de una semana (Volta a Cataluña, Tour de Romandía y Ruta del Sur para Nairo Quintana) y multitud de triunfos de etapas.

Estos dos ciclistas colombianos representan, claramente, la pasión que se vive en este país por el deporte de la bicicleta. Nairo Quintana y Esteban Chaves forman parte de la última gran generación de la escuela de ciclistas colombianos.

 

Repaso de la historia del ciclismo en Colombia

 

Llegada de los primeros ciclistas colombianos a Europa

Debemos remontarnos a la década de los sesenta para encontrarnos con el primero de los alumnos aventajados de esta escuela de las dos ruedas: Martín Emilio Rodríguez, apodado “Cochise“.

“Cochise” dominó La Vuelta a Colombia adjudicándosela en cuatro ocasiones (1963, 1965, 1966 y 1967). Entre sus victorias también se pueden destacar tres Vueltas a Táchira (1966, 1968 y 1971), el Récord de la Hora para aficionados (1970) y el Campeonato del Mundo de persecución en pista.

A la edad de 29 años se convirtió en profesional y pudo dar el salto a Europa. Allí consiguió vencer en dos etapas del Giro de Italia (1973 y 1975). Sería el primero de los ciclistas colombianos en brillar en una Gran Vuelta europea.

 

Cochise Quintana, Chaves y la escuela de grandes ciclistas colombianos

 

A principio de los años 80, los ciclistas colombianos, Edgar “Condorito” Corredor y José Patrocinio Jiménez tomarían el relevo de “Cochise”. Ambos corredores demostraron sus dotes de escaladores en La Vuelta a España de 1984. Pese a partir como gregarios en el equipo Teka, al servicio de su jefe de filas, el alemán Reimund Dietzen, consiguieron finalizar en quinta y séptima posición en la Clasificación General.

Edgar Corredor se alzó, también, con la primera plaza de Clasificación de los Neoprofesionales en esa edición de La Vuelta a España. Tres etapas de la Vuelta a Colombia, una etapa del Tour de L’Avenir y la victoria en la Vuelta a Aragón adornan su palmarés.

Por su parte, José Patrocinio Jiménez, venció en la Vuelta a Colombia en 1976 y subió otras cinco veces al podio. Además, se llevó dos etapas del Tour de L’Avenir (más un podio), tres de la Vuelta a Colombia y venció, en dos ocasiones, las Vueltas a Antioquia y Guatemala.

 

Confirmación del Ciclismo Colombiano en la segunda mitad de los 80’s

En la Vuelta a España de 1985, Francisco “Pacho” Rodríguez se convirtió en el primer colombiano en subirse al podio de una Gran Vuelta. El ciclista colombiano además se impuso en dos etapas (una de ellas una cronoescalada).
Su actuación puede considerarse aún más espectacular si tenemos en cuenta que se encontraba en la segunda posición de la general, a apenas 10 segundos del líder, cuando sólo restaban 2 etapas para el final de la carrera española.
Su historial se completa con otra victoria de etapa en La Vuelta de 1987 y otro triunfo en la Dauphiné Libéré en 1984.

En esa Vuelta a España 1985, Antonio Agudelo se convirtió en el primer ciclista colombiano capaz de vencer una etapa en la ronda española.

Fabio Parra y Lucho Herrera, escaladores de lujo, elevarían poco después al ciclismo colombiano a otro nivel.

Fabio Parra se convirtió en el primer ciclista colombiano en subir al podio final en Paris, al terminar tercero en el Tour de Francia de 1988. Un año después finalizaría en segunda posición en la Vuelta a España, poniendo contra las cuerdas al líder, Pedro Delgado, con un durísimo ataque en la Sierra de Guadarrama, en la penúltima etapa. Parra llegaría a ser líder virtual ese día, pero finalmente, tuvo que conformarse con la segunda plaza.

Un increíble palmares contempla a este gran ciclista: Dos Vueltas a Colombia, una Vuelta a Antioquía, seis etapas en la Vuelta a Colombia, dos etapas y Mejor Joven del Tour de Francia de 1985; cuatro etapas y mejor joven de la Vuelta a España de 1985.

 

Fabio Parra Quintana, Chaves y la escuela de grandes ciclistas colombianos Steven Rooks, Pedro Delgado y Fabio Parra en el podio final de París

Steven Rooks, Pedro Delgado y Fabio Parra en el podio final del Tour de Francia de 1989

 

¿Qué podemos decir del gran Lucho Herrera, uno de los mejores escaladores de la historia? El “Jardinerito de Fusagasugá” es, junto a Federico Martín Bahamontes, el único ciclista capaz de ganar la Clasificación de la Montaña en las tres Grandes Vueltas ciclistas (Tour, Giro y Vuelta).

Su carta de presentación en Europa no pudo ser mejor. El 16 de julio de 1984, durante la ascensión al Alpe d’Huez, dejaba atrás al francés Bernard Hinault, cinco veces ganador del Tour de Francia, y se alzaba con la victoria de etapa en su primera participación en la ronda francesa, por delante de Laurent Fignon. Esa victoria supuso, el primer triunfo de un amateur en el Tour de Francia.

Al año siguiente, su rendimiento en el Tour fue incluso más brillante. Se llevó la etapa con final en Morzine-Avoriaz, aventajando en 7 segundos a Hinault. Al día siguiente entraría junto al ganador de la etapa, Fabio Parra, en la meta de Lans-en-Vercors.

En la decimocuarta jornada se llevaría su segundo triunfo de etapa en la edición del Tour de 1985, pese a sufrir una fuerte caída que le dejó el rostro ensangrentado.

 

Lucho Herrera Quintana, Chaves y la escuela de grandes ciclistas colombianos

Lucho Herrera celebrando su victoria en la decimocuarta etapa del Tour de 1985 con el rostro ensangrentado

 

Pero su más grande victoria se produjo en 1987. Lucho Herrera inscribió su nombre como uno de los Ganadores de la Vuelta a España ante rivales como Pedro Delgado, Sean Kelly o Laurent Fignon. Se convirtió, además, en el primer sudamericano en imponerse en una Gran Vuelta. Memorable fue su actuación en los Lagos de Covadonga, donde se llevó la etapa y el Maillot de Líder.

Puedes disfrutar con las imágenes de aquella increíble etapa.

Su palmarés se completa con cuatro Vueltas a Colombia más 10 etapas; Otra victoria en los Lagos de Covadonga más dos primeros puestos en la Clasificación de la Montaña de La Vuelta; Maillot final de la Montaña en el Tour de Francia; 3 etapas del Giro y victoria en la Clasificación de la Montaña; 1 Dauphiné Libéré; 1 etapa del Tour de L’Avenir.

Otro destacado ciclista colombiano de los ochenta fue Óscar Vargas, quien fue tercero en la Vuelta a España de 1989. Su palmarés se completa con una etapa en La Vuelta de 1992, una Subida a Urkiola, una Vuelta a Antioquia y victorias de etapa en esa misma carrera y en la Vuelta a Colombia.

Para cerrar este repaso a los ochenta recordaremos a Alfonso Flórez Ortiz, quien se llevó el triunfo en la General del prestigioso Tour de L’Avenir en 1980 y conquistó dos Vueltas a Colombia, además de subir tres veces más al podio y ganar seis etapas.

 

Los Ciclistas Colombianos en los 90s y Principios del 2000

A principio de los noventa, destacó el ciclista Oliverio Rincón, el cual fue capaz de conseguir victorias en las tres Grandes Vueltas, finalizando en cuarta y quinta posición en las Vueltas a España de 1993 y 1994. En su palmarés también podemos encontrar una Vuelta a Colombia, una Vuelta a Antioquia y una etapa en la Dauphiné Libéré. Como hizo el gran Lucho Herrera, conquistó una etapa en los míticos Lagos de Covadonga, en 1991.

Tuvimos que esperar hasta el 2000 para encontrarnos con otro de los destacados ciclistas colombianos, Santiago Botero. Este corredor se apartó del estereotipo de “escarabajo” de los anteriores. Un ciclista capaz de llevarse el Maillot de la Montaña en el Tour de Francia de 2000 y de proclamarse, dos años más tarde, Campeón del Mundo Contrarreloj.

Este ciclista todoterreno guarda, entre sus victorias, un cuarto puesto en el Tour de Francia y tres etapas;  tres etapas de La Vuelta, una Vuelta a Colombia más cinco etapas, y dos Medallas de Oro en los Juegos Suramericanos.

Otro buen ciclista colombiano de principios de este siglo es Freddy González. Este escalador, digno sucesor de los “escarabajos”, se hizo, por dos veces, con el primer puesto en la Clasificación de la Montaña en el Giro de Italia (2001 y 2003). Además conseguiría victorias de etapa en la Vuelta a Colombia, Vuelta a Táchira, Semana Lombarda o Vuelta a Venezuela.

Durante esos años, destacó otro escalador, Félix Cárdenas, quien conquistó tres etapas en La Vuelta a España, además de la Clasificación de la Montaña en 2003 y 2004;  una etapa en el Tour de Francia; dos Vueltas a Colombia más diez etapas; 1 etapa del Giro del Trentino; o un Campeonato de Colombia en Ruta.

Durante el transcurso del Tour de Francia de 2003, el ciclista Víctor Hugo Peña se convertiría en el primer colombiano en vestirse con el Maillot Amarillo de líder. Lo conseguiría tras la disputa de una contrarreloj por equipos, donde su conjunto, el US Postal, se adjudicaría la victoria. Tras tres día de Amarillo, perdería el liderato en favor del francés Richard Virenque.

Aparte de este hito, Víctor Hugo Peña, un ciclista todoterreno muy parecido a Botero, venció en cuatro etapas de la Vuelta a Colombia, logró una medalla de Oro y dos de Bronce en los Campeonatos de Colombia Contrarreloj y se llevó una victoria de etapa contra el crono en La Vuelta tras la descalificación de Tyler Hamilton.

En el año 2007, todo apuntaba a que otro de los grandes ciclistas colombianos, había aparecido. Un debutante de tan solo 24 años, Mauricio Soler, conseguía la victoria en una de las etapas más duras del Tour de Francia, el Col de Galibier. Además se adjudicaría la victoria en la Clasificación de la Montaña y terminaría en una destacada undécima posición. Ese mismo año también se llevó la Vuelta a Burgos, con una buena actuación contra el crono.

Pero su prometedora carrera se truncó, bruscamente, durante la Vuelta a Suiza de 2011. Tras haber ganado la segunda etapa, sufrió una escalofriante caída durante el transcurso de la sexta jornada. El impacto le produjo un traumatismo craneoencefálico severo además de múltiples facturas. Tras un año de cuidados y tratamientos, los médicos determinaron que, lamentablemente, el ciclismo se había acabado para él. Sin duda, un duro golpe a las esperanzas del ciclismo colombiano.

 

La gran Explosión de los Ciclistas Colombianos Actuales

La gran explosión de los ciclistas colombianos se ha producido desde el 2010. Corredores como Sergio Luis Henao, Carlos Betancur, Rigoberto Urán, Fabio Duarte, Julián Arreondo, Darwin Atapuma, Nairo Quintana o Esteban Chaves se encuentran entre los mejores del panorama mundial.

El líder indiscutible de esta increíble generación de ciclistas es Nairo Quintana. El ciclista de Boyacá, con tan sólo 20 años, consiguió la victoria en el Tour del Porvenir adjudicándose, además dos etapas, una con final en alto y otra cronoescalada.

Con este insuperable debut, las esperanzas colombianas depositadas Nairo Quitana se acrecentaron. Y el joven ciclista no las defraudó.

En el 2013, con su segundo puesto, se convirtió en el latinoamericano mejor clasificado en un Tour de Francia y segundo colombiano en subir al podio tras Fabio Parra. Además se llevaría el Maillot Blanco de los jóvenes y el Maillot de la Montaña. Todo ello acompañado con una victoria de etapa.

A partir de entonces su ascensión ha sido meteórica: Primero en el Giro de 2014 más dos etapas y Maillot de los Jóvenes; segundo en el Tour de 2015 y otro Maillot Blanco; tercero en el Tour de Francia de 2016; la Vuelta a España de 2016 y el segundo puesto del Giro de Italia del Centenario. Espectacular el rendimiento y palmarés de uno de los mejores ciclistas colombianos de la historia.

 

Nairo Quintana recibiendo del trofeo de Ganador del Giro de Italia de 2014, Nairo Quintana Quintana, Chaves y la escuela de grandes ciclistas colombianos

Nairo Quintana recibiendo del trofeo de Ganador del Giro de Italia de 2014

 

Hasta el día de hoy, además de Quintana, Rigoberto Urán y Esteban Chaves también han subido al podio de una Gran Vuelta dentro de esta generación de oro de ciclistas colombianos: Rigoberto Urán ha sido segundo en los Giros de Italia de 2013 y 2014, tras Vincenzo Nibali y el propio Nairo Quintana (Además de una etapa en cada edición); y su flamante segunda posición en el Tour de Francia de 2017.
Por su parte Esteban Chaves puso un broche de oro a su excepcional año 2016 con su tercer puesto en La Vuelta. Meses antes había conseguido la segunda plaza en el Giro, además de una etapa. En 2015 finalizó quinto en La Vuelta y se adjudicó dos etapas.

Carlos Betancur obtuvo el Maillot Blanco de los jóvenes en el Giro de 2013 además del Girobio, Giro Amateur, en el 2010; Julián Arredondo consiguió el Maillot de la Montaña en el Giro de 2014 y una etapa. Todos ellos han logrado etapas en importantes carreras.

 

Rigoberto Urán y Nairo Quintana Quintana, Chaves y la escuela de grandes ciclistas colombianos

Rigoberto Urán y Nairo Quintana en el podio final del Giro de Italia de 2014

 

¿De dónde viene este poder escalador de los ciclistas colombianos?

Dejando aparte a Fernando Gaviria, corredor muy rápido y potente, los ciclistas colombianos son mundialmente conocidos por sus maravillosas actuaciones en las etapas de montaña.

Pero, ¿De dónde viene este poder escalador de los ciclistas colombianos?

La mayoría de ellos salen de dos regiones: el Altiplano Cundiboyacense, en el centro del país; y la región de Antioquia, al oeste.

Como explicaba a BBC Mundo el periodista Pablo Arbeláez, seguidor del ciclismo colombiano desde hace 30 años: “Subir y bajar montañas se vuelve una costumbre para los ciclistas colombianos. Después van perfeccionando la técnica. Y estas montañas están a una altura considerable. Desde niños están respirando grueso, como ellos dicen y cuando se acostumbran a esa altura, la hemoglobina se sube y el hematocrito también”

En declaraciones, también a BBC Mundo, otro experto en el ciclismo colombiano, el técnico español Vicente Belda, ha destacado que una de las razones es el trabajo que se ha hecho en algunas regiones de Colombia. “Así encontramos a Nairo. Con un programa de la Gobernación de Boyacá, citamos a varios jóvenes para empezar a trabajar y entre ellos estaba él, con un potencial increíble. Recuerdo que cuando le hicimos las primeras pruebas a Quintana, con apenas 18 años, daba los mismos resultados de potencia y resistencia que Santiago Botero cuando llevaba años de profesional. Era tremendo”

La mayoría de estos ciclistas se han trasladado a Europa a edades muy tempranas, lo que ha ayudado en gran medida a su desarrollo. Cabe destacar, que por ejemplo “Cochise”, no pudo dar el salto a Europa hasta los 29 años.

Éstas podrían ser las claves del éxito del ciclismo colombiano, y más exactamente de esta generación de oro, a la cual, nadie se atreve a poner fronteras.

Para finalizar este artículo les recomendamos el programa que, Informe Robinson, dedicó a Nairo Quintana hace poco más de un año.

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies