La Terapia Génica en Deportistas será el El Dopaje del Futuro.

Los deportistas profesionales van más allá en relación al Dopaje Deportivo, el dopaje tradicional ya no es suficiente: La manipulación del ADN, para optimizar el Rendimiento Deportivo, es una realidad difícil de detectar.

Ya es posible introducir, en nuestro cuerpo, un material genético (gen artificial sintético) que modifica la expresión génica para disminuir o aumentar la producción de una sustancia en nuestro organismo beneficiosa a nivel deportivo. La Terapia Genética en el Deporte es una realidad, que en la actualidad, dificilmente detectable.

Estamos, en definitiva, hablando del Dopaje Genético gracias a la utilización de la Terapia Génica para mejorar el Rendimiento Deportivo. Suceso que ha hecho saltar las alarmas en el mundo del deporte.

 

¿Cómo se realiza el Dopaje Genético gracias a la Terapia Génica?

Para que nuestros seguidores entiendan un poco más en qué consiste el Dopaje Genético vamos a explicarlo de forma sencilla.

Imagínense que un deportista quiere ser más rápido, pues a nivel genético no es capaz de alcanzarlo mediante los entrenamientos tradicionales. Entonces ¿Qué hace?¿Qué puede utilizar para conseguir su objetivo? Este deportista se administra un gen corrector para tratar esa parte de su ADN que no le permite ser una deportista súper veloz.

Pero ¿Eso es posible? Gracias a la Terapia Genética es posible tratar enfermedades de origen genético (Enfermedades Genéticas) y transferir material genético a las células del individuo que tiene un determinado problema de salud. Un avance importantísimo en la Ciencia y una técnica muy compleja, que puede ser utilizada de forma irresponsable por parte de los deportistas de élite.

Incluso es posible, mediante la Terapia Génica, no sólo de corregir ese gen defectuoso sino introducir genes ausentes en nuestro genoma para que tengan funciones concretas en el deportista.

 

¿En qué consiste exactamente la Terapia Genética y cómo se aplica?

En la actualidad existen tres formas de aplicar la Terapia Génica:

 

1. Ex vivo. Extrayendo las células que se quieren reparar o modificar, se llevan a un laboratorio, se alteran y se reimplantan en el cuerpo del paciente. Un ejemplo podrían ser los Glóbulos Rojos (las células encargadas de transportar el oxígeno en la sangre a todo el cuerpo, también denominados Hematíes o Eritrocitos) o los Glóbulos Blancos (células encargadas de proteger al organismo, también denominados Linfocitos)

2. In situ. Introduciendo el gen reparador directamente en los tejidos defectuosos o en la célula que queremos modificar, por ejemplo en el músculo.

3. In vivo. Introduciendo el gen reparador en nuestro cuerpo mediante administración directa y así, dicho gen, alcanzará por si solo la célula objetivo. Por ejemplo: mediante una inyección.

 

Para que el gen reparador llegue a la célula que se quiere modificar debe utilizar un vehículo: un virus desactivado o inyecciones directas del ADN o ARN en la médula ósea, por ejemplo.

 

¿Está prohibido utilizar la Terapia Génica a nivel deportivo?

Poder tener acceso a fármacos que introduzcan copias funcionales de un gen para curar cualquier tipo de dolencia, enfermedad o trastorno es un avance totalmente prohibido en el Deporte.

Todo aquello que altere nuestros genes en el ADN, nuestra composición genética, para conseguir la potencia o velocidad que nuestro propio cuerpo no tiene de serie está, sin duda, prohibido y es completamente ilegal. Además, es un insulto para todos aquellos amantes del deporte que creemos en las capacidades deportivas de nuestros deportistas profesionales.

La ciencia está para ayudarnos, la Terapia Génica se ha creado para curar enfermedades de origen genético y que afectan a nuestros familiares y amigos, para fines totalmente diferentes a los que se puede estar utilizando hoy en día en el Deporte profesional.

Crear el deportista perfecto conlleva peligros y hoy en día se desconocen las consecuencias futuras que la Terapia Genética provocará en su salud.

 

¿Cómo se puede beneficiar un deportista del Dopaje Genético?

Pues de una forma muy sencilla. Hoy en día se está investigando enfermedades genéticas que provocan deteriores en la musculatura. Pues imagínense lo que pude conseguir un corredor profesional o un ciclista si accede a la Terapia genética: Sería capaz de tener una musculatura fuerte y resistente, disminuiría el deterioro muscular, la rotura de las fibras musculares. En definitiva, se convertiría en un súper deportista que resistiría el sobreesfuerzo que conlleva una competición de élite.

 

¿Existen casos conocidos del Dopaje Genético utilizando Terapia Génica?

Actualmente no existen casos de Doping Genético entre los deportistas profesionales pero se sospecha que en un futuro será el dopaje más utilizado.

El dopaje en el deporte es muy conocido pero en un futuro puede alcanzar límites insospechables. Un ejemplo es la EPO, la hormona eritropoyetina, la cual controla la producción de glóbulos rojos. Dicha glicoproteína fue sintetizada, EPO sintética, para tratar la anemia grave, ya que estimula la producción de glóbulos rojos en nuestro organismo. Una droga de excelencia y muy utilizada por deportistas profesionales del mundo del ciclismo.

Uno de los deportistas que utilizaron esta súper droga fue Lance Armstrong. Con esta droga se conseguía un mayor número de glóbulos rojos en la sangre, más oxígeno en su organismo, y más aguante en las carreras profesionales. El dopaje sanguíneo de Lance Armstrong fue un escándalo en el Mundo Deportivo.

 

¿ Es Lance Armstrong una Leyenda del Ciclismo o el mayor Fraude de la Historia del Deporte ?

 

En este caso hablamos de EPO sintética inyectada, pero existen investigaciones, publicadas por los Dr. Philippe Moulier (INSERM) y François Lasne (Detección Laboratorio de dopaje Châtenay-Malabry) que aseguran que es posible inyectar un gen de la EPO que sea capaz de introducirse en nuestro ADN y producir EPO en nuestro organismo de forma espontánea. ¿Se podría identificar dicha clase de Dopaje por los métodos utilizados hoy en día?

Las pruebas actuales antidopaje son capaces de diferenciar entre la EPO natural y la EPO sintética. Pero, ¿Sería posible identificar la EPO que elabora nuestro propio organismo gracias a la Terapia Génica? ¿Cómo saber si los niveles de EPO en sangre son producidos gracias a la modificación genética? Recuerden que la EPO es sintetizada de forma natural en nuestros riñones y es transportada a la médula ósea para estimular la producción de los glóbulos rojos. ¿Cómo saber si es nuestra EPO? ¿Es posible tener determinados niveles de EPO de forma natural?

Se habla incluso que la Eritropoyetina (EPO), concretamente las características de la proteína, es diferente según el tipo de tejido en el cual ha sido insertado el gen que la sintetiza.

 

¿Cuáles son los niveles de EPO permitidos por la legislación actual?

La Agencia Mundial Antidopaje (World Anti-Doping Agency – WADA), según recoge en la Lista de Sustancias y Métodos Prohibiciones publicada en el 2018 como medidas antidoping para los deportistas profesionales, considera como dopaje la presencia de esta sustancia tanto en los análisis de orina como de sangre, concretamente la EPO recombinante o las sustancias similares, las que ha sido sintetizada por el hombre de forma biotecnológica.

Los análisis tradicionales basados en determinar el número de hematocritos en sangre (niveles de glóbulos rojos presentes en nuestro organismo) ya no es muy fiable. Un deportista podría tener altos niveles de glóbulos rojos en la sangre de forma natural o como consecuencia a sus entrenamientos en lugares montañosos, donde el oxígeno escasea y el cuerpo empieza a sintetizar dichas moléculas para oxigenar el cuerpo.

Hoy en día los análisis antidoping diferencian entre la EPO natural de la EPO Sintética.

 

Échale un vistazo a otros artículo de Feeldeporte

 

Otros sustancias utilizadas en el Doping Tradicional

Las hormonas de crecimiento y los esteroides utilizados durante muchos años entre los deportistas profesionales, son otros ejemplos muy conocidos de doping tradicional, que podrían convertirse en un tipo de Doping Genético con los avances existentes en la Terapia Génica.

La conclusión que sacamos de toda esta información es que:

“El Deporte y la Terapia Génica están estrechamente ligados. Lo que todavía se desconoce son los problemas secundarios de su utilización, el riesgo para la salud que conlleva su uso por parte de los deportistas”

Todas las sustancias que sean utilizadas para mejorar el rendimiento físico son un engaño personal y aquellas personas que las utilicen deben preguntarse si son realmente Verdaderos Deportistas.

 

La lucha contra el Dopaje nos implica a todos

¿Qué crees que se puede hacer para evitarlo? Nos encantaría saber tu opinión

¡Ya sabes!, Deja tu comentario en el post 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies