Una de las curiosidades que invade a todos los espectadores de los Juegos Olímpicos de Río 2016 son las manchas amoratadas de forma circular que presentan en la piel los deportistas en diferentes partes de la espalda. Se trata de cardenales ocasionados por la terapia con ventosas, también llamada ” ventosaterapia ” (cupping therapy), y que está causando furor entre los deportistas en estas olimpiadas.

Dicha terapia se ha utilizado durante años en la Medicina tradicional China, y en otros países asiáticos, para el tratamiento de enfermedades crónicas, como dolor de espalda, artralgia crónica (Dolor de articulaciones), radiculopatía (la pérdida o disminución de la función sensitiva o motora de una raíz nerviosa) y enfermedades respiratorias.

Uno de los protagonistas de estas curiosas marcas fue el nadador norteamericano Michael Phelps. Aunque no ha sido, ni mucho menos, el único atleta en utilizar esta técnica.

 

Michael Phelps Ventosaterapia Cupping therapy Feeldeporte Rio2016       stephanie rice Ventosaterapia Cupping therapy Feeldeporte Rio2016

 

Hoy en día el número de pacientes interesados en este tipo de tratamiento ha aumentado debido a sus beneficios para la salud.

Dicha terapia consiste en poner vasos de vidrio calientes sobre la piel. De esta manera, mediante la succión y el calor que proporcionan al organismo, se promueve la circulación sanguínea y se disminuye el dolor muscular y la hinchazón.

Aunque es una terapia no invasiva pueden existir complicaciones como anemia y la pigmentación de la piel, tal y como se indica  en algunos artículos de la revista oficial de la Sociedad Británica de la Acupuntura en la Medicina (Acupuncture in Medicine).

Los defensores de la ” ventosaterapia ” aseguran que el flujo de sangre es la manera natural del cuerpo para curarse. Sería como una inflamación estéril, se extrae la sangre de los vasos sanguíneos y la traslada hacia el tejido. El cuerpo reconoce que sus tejidos han sido dañados y comienza la respuesta inflamatoria, movilizando anticuerpos en el área afectada para intentar curarla.

Dicho tratamiento se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo, pero de forma generalizada se aplica para los dolores de espalda. Es también muy utilizada para tratar la fascitis plantar (Inflamación aguda de la aponeurosis plantar del pie y la causante del dolor común en la base del talón) y la fibromialgia (enfermedad caracterizada por dolor muscular crónico).

Aunque existe muy poca investigación acerca de este tratamiento son muchos los escépticos que ya han llegado a comentar el efecto placebo que genera en los pacientes. Sin duda sería necesario más estudios en este campo.

Pero debemos tener cuidado al elegir los centros donde se aplica dicha terapia, lo recomendable es siempre acudir a sitios especializados.

Ya se han registrado experiencias desagradables al utilizar la ” ventosaterapia ” como podemos encontrar en este artículo del The Daily Mirror. En él se cuenta la experiencia vivida por un ciudadano chino, Li Lin, el cual sufrió infecciones graves y unas horribles quemaduras en toda la espalda. (Para no herir la sensibilidad de los lectores no vamos a mostrar las imágenes)

Es una terapia prometedora para controlar el dolor y mejorar la calidad de vida. Hablaremos más adelante, de este tipo de terapia, en nuestra sección de FeelSaludable.

¿Te atreverías a probarla? Cuéntanos tu experiencia si ya la has utilizado

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies